5 tapas fáciles y rápidas de hacer

publicidad

oferta_conga_5090

Cuántas veces te ha pasado que en el último momento te han llegado invitados a casa y quieres sacarles algo para ‘picotear’ sin recurrir a las típicas olivas o patatas fritas para matar el hambre.

Hoy te ofrecemos 5 tapas fáciles y rápidas de hacer que además de ahorrar tiempo en su elaboración, no te costará casi dinero hacerlas. ¡Toma nota!

  1. Dátiles con bacon. La mezcla de sabores de dulce y salado es algo que algunos comensales a veces son un poco reticentes a la hora de probar, pero que una vez que lo han hecho, les encanta. Sólo necesitas comprar dátiles sin hueso y rodearlo uno a uno con media loncha de bacon ahumado sujetándolo con ayuda de un palillo. Como el bacon está medio cocido, sólo tendrás que meterlo un par de minutos en el microondas y servirlo recién hecho.

Tapa de bacon y dátil

  1. Bolita de queso de cabra. Otro de los grandes triunfadores como tapa, especialmente para cualquier amante del queso, son estas bolitas de queso de cabra envueltas con jamón picado. Sólo tienes que quitar la piel que envuelve al queso y hacer con la mano bolitas (como si se tratara de albóndigas). En un plato picas jamón serrano en trozos muy finos, pasas las bolitas de queso por encima para que éste se pegue y las sirves en la mesa muy frías… Sin duda, irresistibles.
  1. Jamón batido y mayonesa. ¿A cuántas personas conoces que no les guste el jamón serrano? La verdad que se sirva como se sirva siempre triunfa una tapa de jamón, pero sin duda les encantará este montadito de jamón batido con mayonesa. Lo puedes trocear con el cuchillo o directamente meterlo en la picadora; le añades un par de cucharas de mayonesa y lo sirves en un bol para que cada uno se sirva o ya extendido en pan. ¡Delicioso, rápido y fácil!

Tapa de jamón batido y mayonesa

publicidad

  1. Huevo de codorniz y chistorra. Y para los amantes de las tapas pequeñas pero contundentes, nada mejor como freír un huevo de codorniz y un poco de chistorra y ponerlo sobre una rebanada de pan. La mezcla de sabores es explosiva mientras que ahorramos tiempo y dinero dejando satisfechos a nuestros invitados.
  1. Tosta de queso brie y manzana. Algo tan sencillo como combinar en una tostada el delicioso sabor del queso brie y el dulzor de una rodaja de manzana, es una tapa que deja sin palabras a todos los que la prueban. Barato, fácil, rápido y eficaz si queremos que nuestros comensales se enamoren de nuestra cocina.

Tosta de queso brie y manzana

¿Se te ocurren más tapas originales, sencillas y sobre todo económicas?

¡No dudes en compartirlas en nuestras redes sociales!

Recuerda que puedes ver muchas más recetas clicando aquí.

publicidad