5 errores comunes cuando limpiamos la casa

Publicidad

En muchas ocasiones os hemos hablado de diferentes técnicas para crear una rutina de limpieza en la casa que nos haga ahorrar tiempo y hacer más sencilla la tarea. Además, sois muchas las que nos enviáis cada día un montón de trucos y consejos para que la limpieza no se convierta en una pesadilla ¡si es que sois las mejores!

Os cuento todo esto porque el otro día hablando con una amiga sobre estos temas me decía que muchas veces nos preocupamos por la limpieza pero no la hacemos correctamente y cometemos errores o descuidos con los que hay que tener cuidado.

 

Hoy he querido recopilar cinco de esos errores tan comunes en los que yo no había caído y son muy importantes para una correcta limpieza del hogar. ¡Ahí van!

Limpiar el suelo primero

Muchas veces al ver que el suelo tiene suciedad nos ponemos a barrer y fregar sin darnos cuenta que es la última tarea que hay que hacer. Es más, para conseguir un resultado óptimo deberíamos, una vez acabada toda la limpieza, fregar e irnos de casa un rato porque a veces, aunque el suelo esté seco, el producto no ha penetrado y se mantiene en la superficie creando una capa que puede acumular más suciedad.

No limpiar correctamente las manecillas y los pomos de las puertas y los electrodomésticos

Suele ser una de las cosas que siempre olvidamos y, paradojicamente, de las que más se ensucia. Es muy importante realizar una correcta limpieza y no solo por la apariencia si no por la cantidad de gérmenes que se acumulan. Yo suelo utilizar un limpiador desinfectante de los que no llevan lejía y lucen como nuevos y sin ningún peligro.

No limpiar correctamente el desagüe de la pila

Publicidad

Cada vez vemos en la tele mas productos para desatascar los desagües y evitar los malos olores que, aunque suelen ser efectivos, cuestan un dineral. Aquí en Ahorradoras os hemos enseñado varios trucos caseros para hacerlo pero realizando una correcta limpieza diario se podría evitar.

Limpiar las ventanas cuando luce un sol radiante

Evidentemente, estos días que ha llovido tanto no son los idóneos para limpiar las ventanas pero hacerlo cuando el sol calienta tampoco ya que el producto que utilicemos se secará antes de actuar y dejará esas rayas que tanto odiamos. La mejor hora para limpiar las ventanas es a media tarde cuando ya ha caído el sol y así evitaremos este efecto.

No limpiar los utensilios de limpieza

La fregona, el cepillo, los trapos… acumulan muchísimos gérmenes. Estoy segura que tenéis mucho cuidado y soléis limpiarlos pero, ¿lo hacéis correctamente? Tanto las bayetas como la fregona requieren una desinfección especial para eliminar las bacterias acumuladas. Muchas veces optamos por cambiarlas por una nueva (con el consiguiente gasto) pero esto no sería necesario limpiándolas después de cada uso.

¿Qué os parecen estos errores?¿Os reconocéis en alguno? Yo me he quedado anonadada con el de las ventanas porque es cierto que a veces cuando las limpiaba aparecían esas desagradables rayitas que me costaba un montón eliminar. He probado a hacerlo cuando no hay sol y efectivamente ¡funciona!

¿Qué trucos soléis utilizar vosotras a la hora de limpiar la casa?¿Tenéis una rutina de limpieza?

Por cierto, seguro que también os resulta muy útil el post Errores que comentemos al tender la ropa.

Publicidad