Cómo hacer velas con los desperdicios de grasa

Si hay algo que nos sobra en la cocina es grasa, pero no es una buena idea para la salud abusar de ellas en la alimentación por eso me encantan las ideas en las que podemos reutilizar las grasas para hacer adornos como velas. Las velas son decorativas y su luz tenue es maravillosa para crear ambientes cálidos y románticos en el salón y el comedor.

publicidad

Además, una de las cosas que me encantan de este tipo de manualidades es que puedes invitar a los niños a crear contigo y ver cómo de desperdicios se puede decorar la casa. Este tipo de transformaciones les abre la mente a los niños y los hace más creativos.

Veamos cómo se realizan estas velas con desperdicios de grasa de carne vacuna.

Cómo hacer velas decorativas

Pasos para hacer velas con desperdicios de grasa

  1. Acumula toda la grasa posible

Cada vez que hagas una rica receta con carne vacuna, elimínale la grasa innecesaria y acumúlala en un bol. Esta grasa puedes guardarla en la nevera mientras la vas acumulando. Cuando tengas aproximadamente 1 Kg de grasa vacuna acumulada, ya estás preparada para hacer tu primera vela. Claro que mientras más acumules más velas podrás realizar.

  1. Reúne todos los materiales que necesitas

Dentro de los materiales que necesitarás están:

publicidad

  • 1 Cacerola grande
  • 1 Trapo para escurrir
  • 1 Cuchara metálica con mango largo
  • Moldes: estos pueden ser vasos plásticos, tazas o frascos de vidrio, estos últimos me encantan porque son muy decorativos.
  • Mechas de algodón, cuerda
  • Grasa vacuna
  1. Comienza la preparación

  • Lo primero será cortar la grasa acumulada en tozos pequeños, para colocarla en una cacerola grande para cocinarla a fuego lento.
  • Poco a poco verás que se va formando un sebo y que pequeños trozos de grasa frita comenzarán a flotar por encima del sebo derretido. Revuelve la grasa de vez en cuando para evitar que se formen pelotas.
  • Cuando observes que trozos muy pequeños de grasa están flotando por encima del sebo, es el momento de escurrir la grasa caliente con un pedazo de tela. Y de esta manera ya tienes lista la grasa filtrada para comenzar a fabricar las velas.
  • Prepara la mecha mientras la grasa está cocinándose a fuego lento. La mecha necesita estar impregnada en trementina, puedes sumergirla de 15 a 20 minutos. Y antes de usarla deja que se seque al sol. La trementina es una especie de resina de pino, abetos, alerces y terebintos muy común en la industria y en la medicina; puedes comprarla en alguna ferretería.

  1. Momento de armar las velas

Es el momento de ponerse muy creativo, pues ha llegado el momento de armar tus velas. Me encanta cuando se utiliza colorante en la grasa ya que puedes tener velas de muchos colores. Una vez que agregues unas gotitas de colorante revuelve bien para que quede de un color uniforme.

Si utilizas un frasco de vidrio decorativo para verter el sebo será más fácil porque no tendrás que hacer vaciado y la vela quedará lista para usar en lo que se seque.

  • Lo primero será colocar la mecha, para que esta quede paradita, lo mejor es que pegues una punta de la mecha en un pequeño cuadrado de metal o aluminio. Pégalo con silicona al fondo del frasco en el centro.

 

  • Ahora sostén el otro extremo con una mano, también puedes ingeniártela para que ese extremo se sostenga de una plancha provisional y así no te cansarás ni apurarás el proceso.

 

  • Vierte el sebo caliente en el frasco y deja enfriar hasta que se solidifique muy bien.

 

  • Una vez solidificada la vela, corta la mecha a la altura deseada.

 

  • Finalmente, decora los frascos pintando unas lindas flores o cualquier otro diseño que vaya con tu estilo.

Y para que aproveches este proyecto al 100% te dejo estos post que complementarán tu proyecto de vela con desperdicios de grasa: