7 hábitos de belleza que te harán parecer 10 veces más joven

publicidad

Todos queremos tener el mejor aspecto posible, pero a veces el coste de la belleza puede ser prohibitivo. Afortunadamente, hay formas de ahorrar en tu rutina de belleza sin sacrificar la calidad o los resultados.

De hecho, haciendo unos pequeños cambios en tu forma de enfocar la belleza, puedes parecer diez veces más joven, ¡y sentirte mejor también que es lo importante!

Siete hábitos matutinos que te ayudarán a conseguir una piel bonita y sana sin gastar una fortuna.

 

rutinas ahorro belleza

1. Invierte en cepillos y herramientas de alta calidad

Utilizar pinceles y herramientas de alta calidad es importante para conseguir los mejores resultados posibles en tu rutina de belleza. Las brochas y herramientas baratas suelen romperse o perder su forma, lo que puede dar lugar a una mala aplicación y/o a daños en la piel.

publicidad

Invertir en pinceles y herramientas de alta calidad significa que podrás utilizarlos durante más tiempo y que es más probable que te den los resultados que buscas.

rutinas ahorro belleza

2. Utiliza menos productos para ahorrar dinero a largo plazo

Cuando se trata de rutina de belleza, utilizar menos productos puede ahorrarte dinero a largo plazo. El uso excesivo de productos no sólo puede ser un desperdicio, sino que también puede provocar daños en la piel y otros problemas. Prueba a utilizar menos productos y comprueba si notas la diferencia en términos de calidad y resultados.

3. Averigua si estás utilizando el producto adecuado para tu tipo de piel

Una de las formas más fáciles de ahorrar dinero en tu rutina de belleza es asegurarte de que utilizas los productos adecuados para tu tipo de piel. No todos son iguales, y utilizar un producto que no es para tu piel puede provocar irritación, sequedad y otros problemas. Tómate el tiempo necesario para saber cuál es tu tipo de piel y busca productos específicos para ella ¡notarás la diferencia!

4. Lávate la cara sólo con agua e hidrátala según sea necesario

Una de las mejores formas de ahorrar en tu rutina de belleza es lavarte la cara sólo con agua ya que, además, es mucho mejor para tu piel. Lavarse la cara sólo con agua ayuda a limpiar e hidratar sin utilizar productos químicos agresivos u otros productos. Si ves que necesitas un poco más de hidratación, prueba a utilizar una crema hidratante ligera que no obstruya tus poros.

7 hábitos de belleza que te harán parecer 10 veces más joven

5. Haz tus propios exfoliantes caseros naturales

Hacer tu propio exfoliante facial es una forma estupenda de ahorrar dinero y obtener mejores resultados. No sólo es fácil de hacer, sino que también puedes personalizar los ingredientes para que se ajusten a tus necesidades específicas. A continuación te explicamos cómo hacer un exfoliante sencillo y eficaz:

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de azúcar moreno.
  • 1/4 de taza de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de miel.

Paso a paso:

1. Mezclar todos los ingredientes en un bol hasta que se forme una pasta espesa.

2. Aplicar la pasta sobre el rostro con movimientos circulares y dejarla actuar durante unos 5 minutos.

3. Aclara con agua tibia y sécate con palmaditas.

4. Utilizar una o dos veces por semana para obtener los mejores resultados.

Ver más: cómo hacer exfoliantes caseros.

6.Usa una mascarilla elaborada por ti

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de miel

Paso a paso:

1. Batir el huevo hasta que esté espumoso.

2. Añadir la miel y mezclar hasta que esté bien combinado.

3. Aplica la mezcla en tu rostro, evitando los ojos y la boca.

4. Deja la mascarilla durante 10-15 minutos, luego aclara con agua tibia y sécate.

Ver más: Haz tu propia mascarilla casera de avena

7 Realiza ejercicios faciales

Los ejercicios faciales son una forma de mejorar el aspecto de tu rostro. Además de ahorrar dinero, los ejercicios faciales también reducen las arrugas y ayudan a los músculos a mantenerse sanos.

Echa un vistazo a algunos de los mejores de la red:

El artículo 7 hábitos matutinos que te hacen parecer 10 veces más joven es un gran ejemplo de cómo puedes ahorrar en belleza. Pero lo primero es lo primero: ¡es hora de empezar a ahorrar en las cosas que compras! De revisar qué tienes por casa y desechar lo que no encaje con tus necesidades actuales. A veces acumulamos cosas de cuando teníamos la piel grasa y ahora la tenemos seca y cosas por el estilo… .

Y sobre todo, descansa lo que tu cuerpo necesite y, ¡sé que en ocasiones es difícil! pero intenta vivir en paz y sin estrés ya que éste perjudica en muchos aspectos incluyendo nuestra piel y aspecto en general.

Ahorra pero sin que perjudique tu bienestar 😉