Descuento en la web Trompos del Mundo

Una de las cosas que más me gustaba de pequeña era jugar al trompo o peonza, era muy divertido, y no solo hacerlas girar sino pintarlas de colores y cambiarlas con los compañeros. Cómo a mi me gustaban mucho, me alegra ver que de vez en cuando vuelve la moda y los peques se vuelven locos jugando con ellos, así por lo menos no todo …