El sesgo del presente: ¿Por qué no logramos ahorrar ni ponernos a dieta?

Si a estas alturas del año todavía no te has puesto manos a la obra con los propósitos que escribiste en noche vieja no te preocupes, a ese comportamiento de aplazar las cosas la ciencia lo llama el sesgo del presente y nos pasa a casi todos porque la motivación de las personas está muy influenciada por la inmediatez de la recompensa de las acciones a realizar. El …