Ahorra con la técnica de las preguntas

economic-1050731_960_720

Hace unos meses Belén nos contaba cómo controlar los gastos emocionales que son aquellos que hacemos por ansia o envidia. A mi ahora con el peque me pasa mucho, voy con alguna mamá del barrio y veo que tiene algún juguete que me gusta y de repente me apetece mucho comprarlo.

Hay veces que ceder a esas emociones no supone un problema grande porque se trata de gastos pequeños (aunque ya sabemos que todo suma) pero… ¿y cuándo se trata de un gasto grande?

Como yo soy muy de ver algo y decidir que lo necesito he desarrollado a lo largo de estos años como Ahorradora total una técnica que sirve para decidir si realmente es necesario comprar ese producto caro que acabamos de ver en la tienda y ya que a mi me ha resultado tan útil hoy quiero compartirla contigo.

Yo la llamo “la técnica de las preguntas” y consiste en hacerse varias preguntas antes de comprar:credit-card-851506_1920

publicidad

¿Lo necesito realmente?

Esta es la pregunta principal. Antes de comprar es necesario analizar si compramos porque realmente lo necesitamos. Un ejemplo: Se me ha roto el televisor ¿necesito otro? La respuesta es sí pero… ¿y si mi televisor funciona perfectamente pero quiero un modelo más reciente? Ahí es dónde tenemos que recapacitar.

¿Voy a sacarle partido?

En mi caso siempre tengo que hacerme esta pregunta con las cosas de la cocina. La tengo llena de objetos que no utilizo nunca como una vaporera o una heladera. ¿Mereció la pena el gasto? Realmente creo que no.

publicidad

¿Cuánto tiempo tengo que ahorrar para comprarlo?

Ya sabes que en Ahorradoras descartamos el comprar a crédito salvo que sea necesario por lo tanto una buena pregunta es cuánto tiempo tenemos que ahorrar para comprarlo y si ese esfuerzo merece realmente la pena.

¿Puedo conseguirlo más barato?

Ésta es una de las preguntas clave. Un mismo producto puede variar de precio muchísimo de un establecimiento a otro por eso, antes de dejarnos llevar por el impulso de comprar es una buena idea comparar el precio en diferentes lugares. A mi me pasó con el ordenador y el ahorro fue de más de 100€ ¡cómo lo oyes! Aguanté a una promo sin IVA que tenía Fnac y desde luego mereció la pena.

¿Cuántas horas de trabajo me supondrá comprarlo?

Esta es una pregunta muy buena ya que a veces no nos damos cuenta del esfuerzo que requiere cualquier compra de las que realizamos. Es muy sencillo, si tu sueldo es de 1000€ al mes, por ejemplo, esta cifra entre 30 días son 33,3 diarios que entre 8 horas serían 4,16 la hora. Si de repente vemos un súper smartphone genial de 300€ pero que realmente no necesitamos habría que pensar que son ¡72 horas de trabajo! ¿Crees que realmente merece la pena?

iphone-624709_1920

Como ves, muchas veces solo tenemos que recapacitar un poco y nos daremos cuenta de que realmente muchas de las compras que hacemos son “emocionales” y no necesarias y que el dinero que empleamos en ellas nos podría servir para otras cosas más útiles e incluso para ahorrar de cara al futuro.

Espero que te haya resultado muy útil y de verdad, te aseguro en primera persona que desde que recurrí a la “técnica de las preguntas” he notado un ahorro considerable en el bolsillo y la casa mucho más despejada 😉 De hecho en este post te contaba cómo ahorré 96€ en Diciembre gracias a estas preguntas.