Consejos para ahorrar (de verdad) en luz y en gas

Estarás de acuerdo conmigo en que si hiciéramos una encuesta por la calle y preguntáramos cuáles son los gastos de la casa que más preocupan a la población seguro que los de luz y el gas se llevarían el primer premio y es normal, se trata de suministros sin los que no podríamos vivir pero que año tras año aumentan de precio de tal forma que todos los meses nos las vemos y nos las deseamos para cuadrar el consumo y reducirlo al máximo.

Recuerdo que cuando me mudé a mi casa mi madre lo primero que me dijo es “lo bueno que tiene esa casa es que pagarás menos de luz”. Y realmente eso pensaba yo, primero porque se trata de un apartamento muy pequeño y segundo porque se trata de un edificio con lavandería comunitaria por lo que el gasto en energía es mucho menor.

Cual fue mi sorpresa cuando mes a mes veía como, no solo pagaba cantidades increíblemente altas de luz si no que, además, éstas eran superiores a las de familiares y amigos con casas mucho más grandes que la mía. Por supuesto, y como buena ahorradora, me propuse reducir la factura como fuera y vaya si ha sido así, en el último año eché cuentas y llegué a ahorrar ¡más de 350€! ¿Crees que es imposible? Pues te confieso que lo único que hice es aplicar una serie de rutinas muy sencillas que mes a mes han hecho que mi consumo se reduzca considerablemente.

Fíjate si éstos trucos han surtido efecto que mi madre cuando se lo contaba me pidió que lo compartiera con ella ¡y vaya si lo ha notado! tanto es así que se propuso ella misma hacer lo mismo con la factura del gas (yo no lo puedo hacer porque en mi casa es todo eléctrico, no tenemos gas) y entre las dos hemos “elaborado” unos consejos que, en nuestro caso, han funcionado de verdad.

Espero que te resulten muy útiles y recuerda que ahorrando energía no solo mejorarás tu economía doméstica sino que además contribuirás con el medio ambiente que, en los tiempos que corren, es una labor indispensable en todos nuestros hogares.

CONSEJOS PARA AHORRAR EN LUZ Y EN GAS

No te quedes con una compañía “por costumbre”.

Recuerdo que cuando se liberalizó la telefonía y empezaron a surgir nuevas compañías de teléfono muchas personas tenían “miedo” a cambiar lo que había sido “su empresa de toda la vida”. Con la luz pasa lo mismo, actualmente hay mucha oferta y es más sencillo encontrar las tarifas que más se adapten a tus posibilidades.

En mi caso, pasé por varias compañías hasta que di con la que mejor atendía mis necesidades ya que, aunque otras me ofrecían ofertas, con la mía pago una tarifa plana que me viene fenomenal ya que no encuentro sorpresas cada mes.

yudonpay

Como te digo se trata de “mi caso”. Lo más importante es que dediques tiempo a estudiar bien cuáles son tus “puntos calientes”: cuáles son las horas del día en las que más consumo, cuántos somos en casa, de cuántos aparatos eléctricos dispongo en mi hogar…

El consejo de Ahorradoras: Elige bien la tarifa contratada. Mi primera compañía de luz “por defecto” decidió que necesitaba mucha más potencia de la que realmente necesitaba y, al solicitar un cambio de compañía me llamaron corriendo explicando que había sido un error. Mantente firme y no te dejes engañar, consulta con varias compañías para concluir cual es la potencia que necesitas de verdad.

Aprovecha la luz natural para realizar las principales tareas

Seguro que piensas que sí, que ésto es muy fácil decirlo, pero que tu llegas a casa tarde y casi todo lo tienes que hacer de noche y es cierto, lo entiendo, mi madre fue la primera que me lo dijo (ella trabaja de 9 a 17 horas) pero realmente se trata solo de cambiar algunos hábitos, te pongo un ejemplo, yo antes siempre estudiaba por la noche a la luz de la bombilla, ahora, prefiero acostarme antes y madrugar aprovechando así la luz natural. Al principio me costó un poco pero luego me acostumbré y te aseguro que la diferencia se nota.

El consejo Ahorradoras: Todos tenemos costumbres muy marcadas. Sal de tu zona de confort y analiza qué hábitos puedes cambiar para adaptarte a los ratos de luz natural.

Ventila la casa con la calefacción apagada

Seguro que cuando estás de limpieza lo haces pero ¿qué pasa cuando a mitad del día queremos ventilar por alguna razón? Pues en esos casos es muy importante que apagues la calefacción, si no, estarás desperdiciando energía de la forma más inútil posible.

El consejo de Ahorradoras: Realiza un buen mantenimiento de la caldera. Cambiarla cuesta mucho dinero pero si no funciona de la forma más eficiente posible podemos correr el riesgo de gastar energía de más. Es muy importante, periódicamente, comprobar la presión de la caldera, purgar los radiadores, elegir las temperaturas adecuadas y detectar lo antes posible si los radiadores hacen algún ruido raro que puede ser indicador de alguna burbuja o bolsa de aire que hará que no funcionen correctamente.

Realiza un “consumo colaborativo” en el hogar

Éste es uno de los consejos que más he puesto en práctica en mi casa y que mejor han funcionado. Te pongo un ejemplo casero que seguro que te resulta familiar: hora de la ducha, en mi casa ponemos un pequeño calefactor para calentar el baño. Al salir, el baño está calentito entre el vapor del agua caliente y el del propio calefactor. Inmediatamente otro miembro de la familia entra en el baño y desenchufa el calefactor. ¿Te suena? Pues de esa forma reducimos el gasto.

En mi caso lo que hago (y tiene relación con lo que te contaba antes de cambiar hábitos)  es cambiar mi hora de la ducha. Antes lo hacía siempre por la mañana al levantarme, ahora, aprovecho justo después del baño del peque el calor que ha quedado. ¡Pruébalo y verás qué diferencia!

El consejo de Ahorradoras: Ponte de acuerdo con todos los miembros de la casa para cuadrar determinadas actividades y poder “compartir” la energía del hogar.

Desenchufa siempre que sea posible

Si yo te contara lo que me ha costado convencer a mi familia de la importancia de desenchufar. Parece que es un gasto tonto pero hay aparatos que no dejan de funcionar en segundo plano y siguen gastando luz. Evidentemente hay aparatos que no puedes desconectar como la nevera pero otros como la cafetera, los robots de cocina, la televisión etc… que podemos desenchufar mientras no los estamos utilizando.

El consejo de Ahorradoras: Apaga el standby, sobre todo cuando te vayas de vacaciones o vayas a estar mucho tiempo fuera de casa. Parece que no gasta nada pero no es así,  según el El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) los aparatos en standby o modo reposo consumen el 10,7% del consumo energético de los electrodomésticos.

Apaga siempre que sea posible las luces en casa

Parece algo muy obvio pero seguro que muchas veces cuando pasas de una habitación a otra sin darte cuenta dejas la luz encendida para ver mejor. Yo cuando vivía en casa de mis padres siempre lo hacía y ahora me doy cuenta del error. Además, mi oftalmólogo me dijo una vez que en la actualidad estamos acostumbrando a nuestros ojo a funcionar solo con mucha luz y muy potente y normalmente es mejor para nuestra vida bajar la intensidad lumínica.

El consejo de Ahorradoras: Limpia habitualmente las lámparas, focos y bombillas ya que el polvo bloquea la luz y hace que tengamos que incrementar la intensidad con el consiguiente gasto.

Gradúa bien el termostato de casa

Tanto en invierno como en verano la temperatura ideal es 20º. Olvídate de estar en invierno en manga corta en casa y en verano con una chaqueta. Lo ideal es que la temperatura se adapte a la del exterior, si no, estaremos tirando el dinero en forma de vatios por hora sin razón alguna, de hecho, se calcula que cada grado de más (o de menos en verano) incrementa un 7% el consumo.

El consejo de Ahorradoras: Aísla bien la casa tanto en invierno como en verano. Utiliza cortinas y alfombras que darán calidez a tu hogar y harán que la sensación térmica sea mucho más agradable.

Utiliza bombillas de bajo consumo

Muchas veces pensando que ahorramos compramos bombillas de “las de toda la vida” las de filamento y realmente con ellas estamos desperdiciando energía ya que, al producir calor (ya ves que si las tocas te quemas) están realizando una doble función que no necesitamos (la de producir calor) que realmente no necesitamos.

Se calcula que en el tiempo medio de vida de una bombilla (un año) el ahorro si utilizamos bombillas eficientes de del 80% lo que traducido en dinero es, aproximadamente, de 50 € por bombilla/año.

Además, en mi caso, aproveché los puntos acumulados en mi tarjeta Carrefour y me salieron prácticamente gratis. Ya te he contado en ocasiones anteriores que ahora ahorro muchísimo dinero gracias a la app gratuita de Yudonpay que me permite llevar cómodamente en mi móvil todas las tarjetas de fidelización de mis establecimientos habituales.


NO OLVIDES introducir en la app de Yudonpay el código AHORRADORAS en el apartado Promociones de tu perfil  – Más info al pie del post


Cómo he conseguido ahorrar gracias a Yudonpay

Por si no lo recuerdas te cuento que (como te comentaba antes) Yudonpay es una app gratuita para Android e IOS que nos permite tener todas las tarjetas de fidelización en nuestro smartphone concretamente) y así podremos acumular puntos y aprovechar descuentos de muchísimos establecimientos.

Yudonpay app

Como me pasó en el caso de las bombillas, lo único que tuve que hacer es enseñar mi móvil al pasar por caja y los descuentos se hacen efectivos en ese mismo momento, además, no tenemos que dar ningún dato personal. Solo hay que introducir el número de cada tarjeta de afiliación y ésta se actualiza inmediatamente en la app.

Además, con la app de Yudonpay tendrás acceso a ofertas exclusivas de muchísimos establecimientos, de forma que estás al día todos los descuentos y promociones especiales antes que nadie ¡anda que no me ha venido a mi bien para descubrir ofertas en tiendas que ni conocía!

yudonpay

Y no solo eso, también podrás ver ofertas exclusivas de tus clubs de fidelización y así no te perderás ninguna oportunidad de ahorrar. En el caso de la energía en el hogar si eres de Endesa o de EDP, por ejemplo, puedes incluir tu número de socia y tendrás acceso a diferentes ofertas que te harán ahorrar en tu factura 😉

 

yudonpayY ahora, ya que estamos hablando de ahorro te cuento una buenísima noticia. Desde Yudonpay han habilitado el código promocional “AHORRADORAS” y que puedes añadir tras registrarte en la app, en el apartado Perfil-Personal-Promociones , para poder beneficiarte de futuras promociones y sorteos exclusivos.

  • Descargar la app. (Clica aquí )
  • Una vez registrada, introducir el código AHORRADORAS en el apartado Perfil-Personal-Promociones – (Súper importante para poder beneficiaros de futuras promociones y sorteos exclusivos)

Como ves muy sencillo, rápido, gratis y una buenísima forma de sumar ese ahorro tan importante para nuestra economía doméstica. 

DESCARGA GRATIS YUDONPAY

Espero que todos estos consejos te hayan resultamos muy útiles, sobre todo lo que he querido es compartir mi experiencia personal  y que funciona para que tú también puedas a ahorrar mes a mes y vivir con mucha más tranquilidad. Como reza el título del post ¡funciona de verdad!

Comparte el ahorro: