Qué es la infidelidad financiera y cómo evitarla

Cuando se acerca San Valentín, muchas personas buscamos ideas para regalar a la otra parte u organizamos planes juntos.

Y eso es genial, pero como aquí hablamos de dinero, también es una fecha ideal para replantearse cómo funciona nuestra relación a nivel de finanzas en pareja.

Fíjate que también es un acto de amor, un gesto para cuidar la relación.

Desgraciadamente, los problemas económicos son a menudo una fuente de tensión entre las parejas. En ocasiones, por la cultura familiar de cada uno pero otras, por cómo está gestionando cada uno el dinero, ya sea el propio o el familiar.

En Ahorradoras siempre te recomendamos hablar de dinero con naturalidad. Más aún cuando se trata de comenzar una vida en común, con la idea de que sea un camino a largo plazo.

Por eso te recomendamos que hables con tu pareja cuanto antes mejor para ver cuáles son sus creencias sobre el dinero y cuáles sus objetivos financieros y de vida a largo plazo para ver si coinciden y comenzar a planificar vuestras finanzas en común.

Independientemente de que optéis por tener una cuenta bancaria conjunta para que se carguen allí los gastos comunes y tener cuentas por separado o que recurráis a la fórmula de todo en común, es importante saber que existe la infidelidad financiera y hoy te queremos poner unos ejemplos.

La infidelidad financiera puede ser definida como cualquier acto que vaya en contra de las normas o acuerdos financieros establecidos en una relación.

Esto puede incluir desde mentir sobre gastos o ingresos hasta ocultar cuentas o gastar dinero sin el conocimiento o consentimiento de la otra parte.

Aquí tienes algunos de signos más comunes de la infidelidad financiera en una relación

  • Uno de los motivos más comunes de la infidelidad financiera es ocultar ingresos a la otra parte.

 

  • Mentir a la pareja sobre la cantidad de dinero que se tiene disponible puede ser un signo de infidelidad financiera.

 

  • Gastar dinero en secreto sin consultar con la otra parte salvo que se trate del dinero que se ha acordado corresponde a cada uno y sobre el que no haya que dar explicación.

 

  • Tener cuentas secretas o tarjetas de crédito ocultas es un signo de falta de transparencia y confianza en la relación.

 

  • Usar el dinero de la pareja para gastos personales sin su consentimiento.

 

  • Contraer deudas familiares sin que los demás sean conocedores.

 

  • Realizar inversiones con el dinero familiar sin informar a la otra parte.

 

Como ves, la infidelidad financiera es lo que sucede cuando una persona no es honesta con su pareja acerca de sus finanzas.

Cuando comete infidelidades financieras: esto puede incluir ocultar ingresos, gastos o tarjetas de crédito a la otra parte o mentir sobre el dinero que se gana, los gastos realizados y los préstamos que se han solicitado.

Es importante tener en cuenta que la infidelidad financiera puede ser tan destructiva como la infidelidad emocional para una relación.

La confianza es un elemento clave para mantener una relación saludable y si hay secretos en torno al dinero, esto puede erosionarla rápidamente.

Por ello, te recomendamos hablar abiertamente con tu pareja sobre el tema del dinero para evitar cualquier tipo de problemas futuros. Si hay algo que no entiendes o quieres saber más sobre el tema de las finanzas personales, en nuestra web encontrarás toda la información necesaria para ayudarte a gestionarlas mejor.

Es importante que las parejas hablemos abiertamente sobre nuestras finanzas y establezcamos acuerdos claros sobre cómo manejaremos el dinero en la relación.

publicidad

La infidelidad financiera puede causar mucho estrés y tensión en una relación así que es mejor prevenirla antes de que ocurra y nos enfoquemos en crear una relación que prospere financieramente donde entre los dos se alcancen los objetivos que nos hayamos fijado.