Recursos para enseñar a ahorrar a los más pequeños

publicidad

banner_blackfridaycecotec

food lover




Recuerdo que hace un tiempo Mapi nos contó la triste noticia de que España está por debajo de la media en educación financiera, lo que supones que las futuras generaciones no están familiarizadas con un aspecto tan importante para su futuro.

Hoy en día algo muy importante para mantener la economía estable en nuestro hogar es intentar conseguir ese equilibrio entre lo que se ingresa y lo que se gasta, algo que no sucede en todos los hogares, ni en nuestro país ni fuera de él.

https://www.ahorradoras.com/page/2/?s=declaracion+renta

La base de una futura economía estable se encuentra entre nuestros hijos e hijas, a quienes debemos aleccionar desde pequeños a gastar menos de lo que se gana para tener siempre un colchón de seguridad por lo que pueda pasar.

publicidad




Trucos para enseñar a ahorrar a los peques de la casa

Convierte el ahorro en un juego familiar

Es muy importante que los peques no vean el ahorro como una obligación sino como algo divertido que pueden (y deben) hacer para logar una nota. Podéis inventar juegos, retos, pruebas… En mi caso, como mi hijo es muy pequeño lo que hacemos es dibujar en una plantilla un cuadro cada vez que metemos una moneda en la hucha y cuando tenemos el cuadro relleno vamos a la librería a por un cuento con el dinero que hemos ahorrado.

Haz que ellos sean conscientes de los gastos

No se trata de que conozcan cuánto pagas por cada cosa en casa pero sí que, cuando ya son un poco mayores, es bueno que te acompañen a la compra y sean ellos los que paguen o que hagáis la lista de la compra juntos para que ven el precio de cada cosa.

Asigna una paga semanal o mensual

Aunque se trate de una cantidad pequeña una buena forma de que los peques aprendan a administrar su dinero es asignándoles una paga así cuando quieran algo aprenderán que tienen que ir guardándolo poco a poco.

https://www.ahorradoras.com/page/2/?s=declaracion+renta

Haceros con una hucha chula

Parece algo muy obvio pero los peques se vuelven locos con las huchas y con la sensación de guardar el dinero. Nosotros teníamos la típica hucha de cerdito pero se rompió así que decidimos usar una de Bob Esponja y el peque está encantado. Cada cierto tiempo contamos el dinero para ver cuánto llevamos ahorrado y así también él va aprendiendo el valor del ahorro.

publicidad




Leed juntos cuentos con historias sobre la importancia del ahorro

Aquí os dejo una selección de algunos cuentos que hablan sobre temas relacionados con el ahorro:

¿Me lo compras? 

Reseña del editor: Un cuento para aprender a ahorrar. Ernesto, Victoria y Joaquín son tres hermanos felices y juguetones. Pero un buen día Joaquín empieza a pedir que le compren cosas sin medida: cromos, juguetitos, nunca es suficiente y todo se descontrola. Habrá que hacerle entender que, para pasárselo bien y jugar, ¡no hace falta comprar!

Mon y Nedita. Mi primer libro de economía 

Reseña del editor: Se acerca el cumpleaños de la mamá de Mon y Nedita. Los ratoncitos quieren comprarle un regalo pero? ¿cómo conseguirán el dinero que necesitan? Un libro con muchas sorpresas para entender, con solapas y lengüetas, que cada cosa tiene un precio y que el cajero automático no da dinero si antes no lo hemos llevado al banco. Además, podremos jugar a pagar y a ahorrar.

La economía explicada a los jóvenes (Puck)

Reseña del editor: Entiende cómo funciona el mundo de la economía y cómo puedes gestionar tus finanzas e influir positivamente en la sociedad. Un libro pensado para que los más jóvenes de hoy se conviertan en adultos con consciencia económica.

Y estos libros para enseñar a ahorrar a los niños (y no tan niños):

Por supuesto, si no lo has hecho ya te recomendamos leer el libro de Mapi “Ahorradoras: 101 trucos para ahorrar y vivir mejor que nunca” (Editorial Grijalbo) que puedes comprar aquí a un precio muy económico.

Espero que todos éstos recursos os resulten muy útiles y entre todos consigamos que la educación financiera se convierta en uno de los pilares de nuestros hogares.