Descubre cómo ahorrar casi 1.000 euros con este simple cambio

De métodos y técnicas de ahorro hemos hablado mucho en esta comunidad del ahorro, entre nuestra propia experiencia como super ahorradoras y todo lo que la comunidad comparte con nosotras durante estos años.

publicidad




Consejos, métodos, trucos, reflexiones que nos ayudan a ahorrar a todos día tras día. Entre ellos, uno de los llamativos es el método Factor Latte que no, éste no es nuestro si no que viene “importado” de fuera.

El término factor latte viene a decirnos que tengamos cuidado en aquellas pequeñas cosas, como un café con leche diario, porque son pequeñas trampas por donde se nos escapa el dinero.

Si nos sigues ya sabrás que somos defensoras absolutas del control de los gastos y tenemos nuestra técnica para hacerlo fácil (aquí tienes, de parte de Mapi, la plantilla imprimible para control de la economía doméstica) y que, uno de ellos, son los gastos hormiga (quizá ya has leído de ellos, por si no, abajo te cuento un poco más porque te ayudarán mucho más de lo que crees).

Cómo ahorrar con el Factor latte

El término factor latte lo ha acuñado David Bach, que es el autor de libros como cómo hacerse rico y cómo gestionar la economía doméstica. El factor latte hace referencia al dinero que podríamos ahorrar diariamente en cosas que son totalmente prescindibles, él pone el ejemplo de un café con leche en Starbucks que ronda los 4 euros (que no es lo más habitual, seamos sinceras, pero aún así, merece tener el término en consideración y analizarlo).

factor latteVia

Este escritor hace una reflexión muy interesante, si guardáramos ese dinero en un depósito que vaya generando interés podríamos tener una pequeña fortuna al cabo del año.

He calculado que 4 euros al día durante 365 días… son 1460 euros al año sin contar el interés que nos pudiera generar esa cantidad de dinero.

Al fin y al cabo hay opciones muy económicas de hacer el café en casa con un resultado como de cafetería, como nos contaban Elena y Mapi en este post de la cafetera que tienen y usan a diario. Otra cosa es la experiencia que una cafetería te aporta, que es mucho más que tomar el café.

Sin embargo, en esta teoría del factor latte lo que nos vienen a demostrar es que si con el cálculo que el autor hace nos cuesta 1500€ al año, haciéndolo en casa puede reducirse el gasto a la mitad.

Ya no estamos hablando de dejar de tomar café si no de conocer cuánto podemos llegar a gastar en él tomándolo fuera y, cómo, sin renunciar a éste, podemos ahorrar aproximadamente la mitad; es decir, unos 750€.

publicidad




El importe real de lo que ahorres dependerá de cuánto te cuesta el café fuera de casa y cuánto en casa dependiendo de si usas cafetera de cápsulas monodosis, la cafetera italiana, la de “tipo cafetería”, como la nuestra, que saca bastante espuma, más o menos automáticas y un café de un precio u otro.

Te invito a que hagas tus cálculos, con tus propios números y compartas el resultado al pie de este post.

La verdad es que un tema para tenerlo muy en cuenta. Bach explica que dejar de tomar el café o una cerveza no nos va a convertir en ricos, seamos realistas, pero si añadimos esa cantidad a un plan de pensiones o a un fondo de inversión podremos generar una cantidad considerable de dinero ahorrado.

Este nuevo término, factor latte, es una versión más de los gastos hormiga enfocada exclusivamente al café por lo habitual que es su consumo fuera de casa.

Pero, ¿Qué son los gastos hormiga?

El término factor latte está muy unido al de los gastos hormiga que hace un tiempo ya comentó Mapi en este artículo. Y es que son los pequeños gastos diarios de los que no somos conscientes hasta que no llega final de mes y dices ¿en qué me he gastado yo el dinero?.

Gastos como indica Mapi, comprar el agua en un bar en lugar de hacerlo en el supermercado que está un poco más adelante, comprar una chocolatina por impulso cuando pasas por un kiosco… son pequeños gestos que no controlamos y son los que hace que realmente se nos escape el dinero del monedero.

Ahorrar en su justa medida

No hay que obsesionarse tampoco porque nos volveríamos locos. Salir con los amigos a tomar una cerveza es gratificante o tomar un café de vez en cuando, se trata de un aviso para que vayamos ahorrando poco a poco con esos pequeños gestos de los que muchas veces no somos conscientes.

Podemos cambiar pequeños hábitos y en lugar de tomar todos los días el café fuera de casa alternarlo, un día si y el día que me quedo en casa añado el dinero a la hucha y a final de mes lo pongo en un fondo de inversión…

¿Cuál es tu opinión acerca del factor latte? ¿Qué haces para ahorrar en las pequeñas cosas diarias como el café con leche?

Para que cuides tu economía con pequeños gestos tenemos la sección Trucos Ahorro, allí puedes conocer algunos consejos que harán tu vida más sencilla.