7 momentos de mi semana

publicidad

banner_tcciphone

Hoy comienzo una serie de post a petición de algunas seguidoras que me siguen por Instagram donde comparto una parte de mi vida personal. En Ahorradoras, los domingos solemos publicar opiniones personales sobre productos, tanto mías como de las demás colaboradoras.

Son entradas diferentes porque muestran una parte de nosotras mismas, tienen su punto diferente a los post con info como los que publicamos a diario en la web entre muestras, promociones, descuentos y multitud de trucos para ahorrar dinero y gestionar nuestro tiempo así como en materia de limpieza entre otros temas. Y nos apasionan, por cierto ¡nos vuelven locas! Sacamos partido de ellos aprendiendo y compartiendo lo que nos funciona mientras los ponemos al alcance de todas y todos vosotros.

A sumar a esos post de opiniones con nuestras propias experiencias, añado esta nueva serie de entradas, también en domingo. Compartiré cosas que me han gustado durante la semana. Igual pueden ser recetas, libros, productos, frases, momentos. Espero que a ti te guste y que yo tenga la constancia necesaria para llevarla a cabo con regularidad; si no semanalmente, cada dos semanas (veremos a ver…jajaja).

Hay tres cosas en la vida que se van y no regresan jamás: las palabras, el tiempo y las oportunidades

1.Cambio de rutina: Hemos empezado la semana con un cambio en el horario del cole. Ahora ya no hay clase por la tarde de manera que toca reorganizarse para poder compaginar todo. ¿Qué ha hecho esto? Que me haya obligado a ser mucho más disciplinada en mis horarios para poder estar al 100% por mi hija cuando ella está en casa y haya tenido que delegar más funciones. Cuando disponemos de todo el día para trabajar, nunca terminaríamos el trabajo. Está comprobado, cuanto más tiempo tienes más tareas te surgen o eres capaz de crearte. Yo uso Todoist, que es la caña y alucinas con todo lo que llegas a hacer. Super recomendable y, además, gratis. También me gusta Timely aunque uno no sustituye a otro.

publicidad

Cuando solo dispones de un número determinado de horas, eres mucho más productiva. Tienes mayor capacidad para eliminar tareas superfluas y “no tienes más remedio” que centrarte en lo únicamente importante. Te confieso que cada día me quedo con la sensación de que me queda mucho trabajo por hacer y mucho por aprender ( esto será siempre y más en el mundo digital, tan cambiante ) pero creo que poco a poco conseguiré sentirme bien conmigo misma por hacer todo lo que ha sido posible.

Decir que el fin de semana pasado ya elaboramos una lista de actividades a realizar juntas: pintura, dibujo, taller de maquillaje, leer cuentos, inglés (con vídeos porque mi influencia no sería muy buena), hacer vídeotutoriales para Youtube (hace tiempo que está aprendiendo mucho con ellos y me pedía hacer ella también), etc… Hemos creado una tabla donde hemos puesto horarios y así cada día sabemos qué toca. Tampoco queremos agobiarnos…jajaa. Es una forma de tener a mano las distintas posibilidades de hacer cosas juntas y aprender divirtiéndonos. Esto, combinado con la playa, que la tenemos a 4 minutos andando de casa.

2. Mundo off-line: Estoy enganchada a internet, es una adicción. Cuando no es por lo laboral (el 99% del tiempo) es por lo personal pero confieso que me paso demasiado tiempo usando internet, comprobando una y mil veces los mails que llegan y sé que no es sano. Para una mayor productividad, los mails deberían consultarse una vez al final de la mañana y otra enmedio de la tarde pero ¡no puedo!

Hace un par de meses instalé una aplicación que me bloqueaba el móvil a partir de una determinada hora, era un app en inglés que no supe configurar muy bien porque me lo tuvo bloqueado durante casi 24 horas. ¡Pensaba que se terminaba el mundo! La desinstalé y no he encontrado aún ninguna que haga lo que necesito. Así que he tomado las riendas del asunto, he logrado separarme del móvil a las horas de comer y apagarlo a las 11 de la noche para sustituir ese rato que estaba informándome en Twitter (cosa que tampoco es mala pero mejor hacerla en otro momento) por un tiempo de lectura, en papel. Estoy leyendo el libro “Cuestión de elegancia”, de Kathleen Tessaro. Lo de detrás, junto a la lamparita, es una muestra que me enviaron de Cocunat.cuestión de eleganciaMe parece una costumbre muy sana alejarse de lo tecnológico un par de horas antes de dormir. Es cierto que gracias al móvil hago cantidad de cosas, desde controlar cuentas bancarias, hasta hacer vídeos para el canal, coordinar al equipo, gestionar redes sociales, y mil cosas más pero, como todo, hay que ser capaces de encontrar un equilibrio. Y en eso estoy…

2. Alimentación saludable: influenciada por dos cracks de la vida saludable me he iniciado en esto de la alimentación consciente, en saber qué comes y no alimentarte por alimentarte si no hacerlo inteligentemente.

vivir bien es un placer

El libro “Vivir bien es un placer” de Gemma Salas me ayudó a adentrarme en esto.

Por cierto, tomar batidos verdes y té verde me ha traído efectos inmediatos. (Muy acertada la inversión que hice meses atrás en esta batidora, la uso continuamente). La verdad es que tengo mucha fe en los resultado a medio-largo plazo y me siento mucho mejor. Aún me queda mucho por aprender.

De estos temas también nos ha hablado Elena esta semana mediante un programa para adelgazar comiendo sano. Por cierto, aprovecho para decirte que tenemos a Elena super embarazadísima :D. ¡Mírala qué guapa!

3. Meditación: claaaaaaro, una cosa lleva a la otra y es que es un pack perfecto para sentirnos bien. Tengo que decir que hago pilates y zumba dos veces por semana. En un gimnasio, te soy sincera y eso que he publicado y pregonado formas de hacer ejercicio gratis de mil maneras diferentes en este y este post con buenos canales de Youtube y gym virtual.

meditación

publicidad

Pero, oye, esto de tener la oficina en casa donde ya estás mezclando la vida profesional con la familiar, la verdad es que hace muuuuy dificil tener una constancia y hacerse series de ejercicios con regularidad. Lo estuve intentando un tiempo pero siempre pecaba de volverme al ordenador a terminar tareas pendientes y al final ¡me puse seria!. Admito que no pude con ello y mi cuerpo me lo pedía a gritos por lo sedentario que es este trabajo y por mi mala circulación que hace que tenga una retención de líquidos que cada día va a más.

Era cuestión de salud y me vi “obligada” a invertir en un gimnasio que sí me exigiera hacer esas horas de ejercicio físico semanales combinado con caminatas junto al mar.  A esto le he sumado ejercicios de meditación y la verdad es que todo ayuda a que me sienta bien. Es una forma de frenar el ritmo acelerado que llevo entre ponencias, viajes, presentaciones de libros, reuniones…. Una forma de escucharme y de bajar un poco el ritmo y saborear la vida.

[Tweet “”La verdad en si misma solo puede ser alcanzada dentro de uno mediante la más profunda meditación y conciencia”. Buda”]

A mi me ayuda a no perder el rumbo, a vivir cada momento intensamente por lo único que es. A disfrutar de mi hija y de mi experiencia como madre. No sé si nunca volveré a vivirla así que estos años son cruciales para nunca tener la sensación de que me perdí esta parte importante de mi vida.

4. He encontrado unos pantalones vaporosos que me pondría toodos los días. Son de Kiabi, hay muchos modelos y ahora están en rebajas. Además, en un bazar cerca de casa he comprado un par por 5,95€ y en el mercadillo también hay. Con esos tres pantalones básicos, algunos vestidos y camisetas creo que ya no necesito comprar mucho más este verano.

pedido kiabi

5. Me siento más fuerte: después de una época de bastante bajón físico por culpa de mis reglas y el trajín de los últimos meses, al fin he levantado cabeza. Me ha costado como nunca pero ya me veo fuerte, con ganas de hacer un montón de cosas, de salir de casa, viajar…. y con muchos planes en la cabeza (así de loquito tengo al equipo, ¡qué paciencia tienen!). Me ha ayudado mucho tomar suplemento de hierro y desayunar muy bien por las mañanas.

Lo que mejor me va es una tosta con tomate, una pizca de sal, y huevo a la plancha. Con el pan tostadito está delicioso.

huevo a la plancha

Lo ideal sería acompañarlo de uno de los tés del día pero ufff, a esas horas mi cuerpo dice: – Anda, bonita, si me das así los buenos días…..- Así que lo acompaño con café con leche y canela (con la Senseo) y más tarde ya va el té verde con limón y sin nada más. Entre nosotras, para mi gusto está malo de narices pero es algo que hago rápido, sin pensar…jajaja.

6. Mi libro ha sido un ¡¡SuperVentas!!. El miércoles me llegó un correo de la editorial informándome que el libro “Ahorradoras” estaba en el Top 20 en ventas en Amazon. ¡Casi me desmayo de la emoción! Fui siguiéndole la pista super ilusionada mientras veía que ascendía primero al puesto 11, luego al 4 y finalmente, el jueves desperté y me lo vi en el número 1 de Amazon.

libro ahorradoras

Buff, estoy soñando. Agradezco de corazón que confiéis en mi y compréis y regaléis mi libro. Y tantos mensajes como me enviáis con los cálculos de lo que habéis ahorrado poniendo en práctica los trucos. ¡Os adorooo! Ya sabéis que está basado en mi historia personal y espero os sea tremendamente útil en estos tiempos.

Este es uno de ellos:

Desde que sigo la web Ahorradoras, me he sentido una más de esta gran comunidad. En cuanto supe de la publicación del libro 101 Trucos para ahorrar, el primer día de lanzamiento allí que fui a ser una de las primeras en tenerlo y leerlo, además es muy económico!

 Aparentemente es una pequeña guía de consulta, por el formato; pero cuando lo lees es algo más, es una nueva filosofía de vida, bueno nueva, rescata la que por unos años de boom económico muchos han aparcado. Te das cuenta al leerlo que con gestos sencillos cada día, en cada área de tu día a día puedes economizar un montónnnnn. Así pues, lo tengo siempre a mano para consultar, recordad y la web pinchada siempre en mis favoritos porque cada día te van ampliando más y más…
ENHORABUENA  por el libro y la web.
Gracias, Mª Carmen 🙂

libro ahorradoras

Al estar editado por Grijalbo está en todas las librerías. Es una pasada lo fácil que es encontrarlo.. La semana pasada me hice una foto con él en la Fnac de Callao, en Madrid (estaba nada más entrar a la zona de libros) :D. Pero, vamos, se puede comprar también online aquí mismo. Telita la foto, lo sé… más borrosa no se puede :S. Ahhhhhhhh, me doy cuenta que llevo el mismo look que había puesto arribaaa ¡¡qué fuertee!!

libro ahorradoras

8. Aunque no sea de esta semana, guardo muy buen recuerdo del pack picnic que compré antes de ir a Atocha para volver a Vinaròs en el Museo del jamón de Madrid (muy cerca de Sol y del hotel donde estuvimos divinamente) . Nos costó solo 2€ y llevaba un bocadillo que me pareció buenísimo, tanto el pan como el embutido ( el mío era de jamón, el de mi marido de chorizo), una bebida y un yogur. Por 2€ no se podía pedir más y de esta forma ya llegamos a casa casi cenados. Desde luego que cuando vuelva a Madrid, haré el mismo plan antes de volver a coger el tren para casa 🙂 ¡Qué ganitas de volver a Madrid , por cierto!

el museo del jamón

Y esta es mi selección de esta semana. ¿Te ha gustado? ¿Cuál han sido tus momentos de la semana? Me encantará leerte :-).