El síndrome del carrito lleno: ¿Por qué siempre compramos cosas que no necesitamos?

Seguro que te has visto en esta situación: entras en una tienda con la intención de comprar un solo artículo, pero de alguna manera sales con una bolsa llena de cosas que no estaban en tu lista de compras. En España, podríamos llamarlo el «síndrome del carrito lleno», inspirado en el famoso «Target syndrome» de Estados Unidos.

Este fenómeno ocurre en gran parte debido a la forma en que las tiendas están diseñadas y cómo se presentan los productos. Te traemos algunas razones por las que siempre terminamos comprando cosas que no necesitamos:

Las ofertas irresistibles

Que sí, que sí , que en Ahorradoras siempre te hablamos de que hay que aprovechar las ofertas pero ¡ojo! también recalcamos que deben ser ofertas de productos que tengas previsto comprar o que vayas a usar más adelante aunque no estuvieran en tu lista de la compra ahora, si no, se nos desbarajusta el presupuesto doméstico.

Las tiendas son expertas en ofrecer promociones y descuentos que nos hacen sentir que estamos obteniendo una ganga. Ya sea un 2×1, un descuento por tiempo limitado o una oferta especial para miembros, es difícil resistirse a la tentación de aprovechar estas oportunidades. Aunque no necesitemos el producto, la sensación de ahorrar dinero nos empuja a comprarlo y todos caemos de vez en cuando, me incluyo.

La disposición de los productos

Las tiendas suelen colocar los artículos más caros y tentadores en el nivel de los ojos, mientras que los productos más económicos y básicos se encuentran en los estantes superiores o inferiores. Este diseño nos lleva a ver primero los productos más atractivos, aumentando la probabilidad de que los compremos.

La estrategia de los productos complementarios

Otra táctica común es colocar productos complementarios uno al lado del otro. Por ejemplo, si vas a comprar pasta de dientes, es probable que encuentres cepillos de dientes, enjuague bucal y otros productos de higiene dental cerca. Esto nos anima a comprar más cosas de las que originalmente planeábamos.

La música y el ambiente

La música y la iluminación en las tiendas también influyen en nuestras decisiones de compra. Un ambiente agradable con música relajante nos hace sentir más cómodos y pasar más tiempo en la tienda, aumentando las posibilidades de que compremos algo adicional.

El efecto de escasez

Cuando vemos un producto etiquetado como «últimas unidades» o «edición limitada», sentimos una urgencia por comprarlo antes de que se agote. Este efecto de escasez nos lleva a realizar compras impulsivas que no teníamos previstas.

Para evitar caer en la trampa del «síndrome del carrito lleno«, es importante ser conscientes de estas tácticas y prepararnos antes de ir de compras. Haz una lista de lo que realmente necesitas y establece un presupuesto para tus gastos.

Si ves algo tentador, tómate un momento para reflexionar si realmente lo necesitas o si solo estás siendo influenciado por las estrategias de marketing de la tienda. Con un poco de autocontrol y planificación, podrás evitar comprar cosas innecesarias y mantener tus finanzas bajo control.

Te gustará leer:

Cómo ahorrar haciendo la lista de la compra

Planificadores semanales de menús gratis

10 “trampas psicológicas” de los supermercados para que compremos más

La técnica para ahorrar más de 250€ al mes en el supermercado