7 consejos para elegir seguro médico

Seguros médicos

publicidad

Hace unas semanas os hablaba de mi experiencia con el seguro de salud MGS y las razones por las que me decidí a contratarlo. A raíz de este post habéis sido muchas las que me habéis preguntado si realmente merece la pena y qué pasos hay que seguir para elegir el seguro más conveniente en cada caso.

Sin ir más lejos, nuestra compañera Elena que, como habréis leído en muchos de sus post, ha sido mamá hace un año, me preguntaba sobre el tema porque está pensando contratar un seguro médico para el peque pero debido a sus malas experiencias con ciertos seguros no acaba de decidirse.

Ella me contaba que durante su embarazo tenía un seguro privado por el que pagaba un montón de dinero mes a mes y que realmente solo le cubría las cosas más básicas. Por ejemplo, si quería un curso de preparación al parto tenía que pagarlo aparte e incluso la anestesia epidural tenía un sobrecoste que su cuota mensual no cubría.

Por todo esto hoy he querido daros unos consejos para que podáis elegir un seguro médico privado que se adecue a vuestras necesidades y no paguéis por cosas que no necesitáis. Espero que os resulte muy útil y os animo a que nos contéis vuestras experiencias, dudas y demás 😉

  • Lo primero es tener claras las necesidades que deseamos cubrir. Si necesitamos especialistas concretos; es decir: médicos de atención primaria, pediatras, médicos especialistas, intervenciones, medicina ambulatoria o si solo queremos servicios muy concretos como odontólogos, podólogos, etc. De esta forma evitaremos coberturas innecesarias que al final nos generarán un sobrecoste o que pueden hacer que asistencias que necesitamos no queden cubiertas. Lo mejor que podéis hacer es pedir que la compañía os de un listado con las prestaciones de la póliza a contratar.
  • Consultar el cuadro médico para ver si incluye a los profesionales que nos interesan. Esto que parece menos importante no es ninguna tontería. De hecho, me contaba Elena que era una de las razones por las que dejó su seguro ya que una amiga le recomendó encarecidamente una ginecóloga y resulta que su seguro no la cubría y tuvo que pagar aparte.
  • Es muy importante conocer la red hospitalaria de referencia: cómo son los centros de salud, los hospitales, en qué condiciones están, etc.
  • Prestar mucha atención al periodo de carencia. Seguro que muchas os preguntáis ¿qué es el periodo de carencia? Pues el tiempo que trascurre desde que me doy de alta en el seguro hasta que puedo empezar a disfrutar de sus prestaciones. Esto es muy importante ya que si necesitamos una intervención urgente o, por ejemplo, si lo contratamos estando ya embarazadas nos podemos encontrar la sorpresa de que no podemos empezar a utilizar el seguro hasta dentro de x meses con lo que ya no tendría sentido para esa finalidad.
  • Hay que estar muy atentas a las coberturas complementarias como la asistencia en viajes, el seguro dental, etc. En mi caso suelo viajar bastante y me interesa que el seguro por el que pago mes a mes incluya asistencia internacional y no tener que pagar un seguro extra con el consiguiente perjuicio para mi bolsillo. En el caso del seguro dental, que a mí también me entra en el de salud, ocurre lo mismo. No tendría ningún sentido estar pagando mes a mes y cuando necesitemos un dentista tener que abonar aparte la totalidad del servicio (a no ser que no lo necesitemos porque tenemos otro de confianza, claro). Hay seguros únicamente dentales y otros, como el mío, que son de salud pero te entra gratuitamente el dental. Algunos servicios son gratuitos y otros con copago.
  • Hay que informarse muy bien sobre los copagos. Muchas compañías incluyen en nuestras pólizas servicios que requieren un copago (como lo que os decía arriba). Es decir, una parte del servicio médico lo cubre la aseguradora y la otra parte la pagas tú. Generalmente, lo que pagas es bastante menos que en el caso de ir a ese mismo profesional sin tener el seguro. Es imprescindible leer la letra pequeña para no llevarnos sorpresas.
  • Es muy importante rellenar lo más detalladamente posible el cuestionario de salud previo en el que se debe reflejar cualquier enfermedad, dolencia o diagnóstico previo para evitar en el futuro encontrarnos con prestaciones no cubiertas por enfermedades anteriores a la contratación de la póliza. Esto son las Pre-existencias: al igual que el periodo de carencia, yo tampoco conocía este concepto. Según cuál sea la enfermedad existente así como las condiciones de cada aseguradora nos cubrirá los gastos derivados de ésta o solamente de las “nuevas”. Tenedlo en cuenta, os lo aconsejo.

Éstos son los pasos que yo seguí a la hora de decidirme por MGS Salud. Además de consultar con varios conocidos que me lo recomendaron, en su página web me pude informar de todo lo que incluía la póliza y si se adaptaba a mis necesidades.

publicidad

Tras contarle todo esto a Elena y haber leído mi experiencia está decidida a contratar con MGS Salud por varias razones:

  • Desde el primer día de la contratación podrá hacer uso de los servicios de su póliza a excepción de aquellas prestaciones que tengan periodo de carencia.
  • La asistencia durante el embarazo incluye preparación al parto y la anestesia general y epidural durante el parto.
  • Incluye asistencia en viaje siempre que la duración del mismo no exceda los tres meses lo que en su caso es genial ya que tiene familia en Estados Unidos y viaja con relativa frecuencia allí.
  • Es muy flexible y permite escoger múltiples modalidades de seguro.

Por supuesto, todo esto es en su caso particular. Lo más importante es tener claro cuáles son nuestras necesidades y encontrar un seguro que se adapte a ellas.

Si queréis conocer más sobre MGS Salud os animo a que leáis mi experiencia con este seguro. ¡Ah! Por cierto, MGS Salud tiene activa una promo muy interesante. Os cuento:

Si contratáis antes del 31 de enero del 2017 os regalan una pulsera de actividad, que, según indican en su web, os ayudará a controlar la actividad física diaria y a manteneros en forma ya que calcula los pasos andados, las calorías quemadas y la distancia recorrida. Además, con ella podéis fijar objetivos diarios, registrar y analizar la actividad del sueño e incluye reloj con vibración.

image_gallery

Os dejo el enlace a la web de MGS por si queréis más información o solicitar presupuesto sin compromiso en el formulario que incluyen. Solo os puedo hablar de esta compañía, que es con la que estoy. Nunca antes había tenido otro seguro de salud. ¿Y vosotras? Espero vuestros comentarios.

Seguro de Salud MGS