El sencillo gesto que ayuda a Ahorrar miles de euros “La Ley Weber”

publicidad

banner_tcciphone

¡Únete al club Ahorradoras y sé parte de la comunidad!

Síguenos en redes sociales y también puedes registrarte gratis en el club Ahorradoras para acceder a los imprimibles gratuitos, plantillas para retos de ahorro, contenidos y descuentos exclusivos. Podrás participar en sorteos de productos de las mejores marcas. Clica para registrarte en el Club Ahorradoras.

Puede que después de leer el título no sepas de que estoy hablando pero este “efecto” o “teoría” de Weber da respuesta a un hábito que muchos tenemos a la hora de comprar y que debemos de tener más presente. Consiste en el valor que le damos al dinero, un euro es un euro siempre, pero nuestro cerebro no le da la misma importancia a un euro en una compra grande que en una compra pequeña, algo que puede verse reflejado en el ahorro. Esta ley también se conoce como “ley de Weber-Fechner”, ya que años después de que la expusiese fisiólogo Ernst Weber la desarrolló Gustav Theodor Fechner.




ley weber y ahorro

La ley de Ernst Weber establece una relación cuantitativa entre la magnitud de un estímulo físico y cómo lo percibimos. Si se comparan dos estímulos pequeños los distinguimos perfectamente pero si son grandes, deben ser muy diferentes entre si para distinguirlos.

Esto se ve mucho mejor con ejemplo. Si vas a comprar un aspirador y te enteras de que lo hay en otro en sitio con un descuento de 20€ seguro que te decantas por el que está más barato pero a la hora de comprar un coche, no valorarás igual un descuento de 20 euros al ser un precio mucho mayor el que vas a pagar. Y los 20€ son los mismos, pero nuestro cerebro, en pagos grandes, relativiza el dinero y le da menos valor que el que le damos en pequeñas sumas.


Antes de seguir, te animo a que leas una serie de post que están muy relacionados con este tema:


Esta es una contradicción a la que nos enfrentamos a diario porque normalmente no pensamos en términos absolutos sino en términos relativos. Esta ley también la utilizan las compañías en el marketing. Por ejemplo, cuando vemos en un escaparate un precio y al lado vemos otro superior tachado valoramos más ese artículo por pensar que antes era más caro y que lo podemos conseguir con descuento que si vemos simplemente un precio original. Además, detectamos más rápidamente si la leche o el pan los estamos pagando caros que en el caso de una nevera.

publicidad




ley de Weber-Fechner

Por último, aprovecho para dejarte una serie de libros sobre finanzas personales que te vendrán muy bien si quieres empezar a ahorrar para conseguir la ansiada libertad financiera.

Síguenos en Instagram

Fotos de muestras, trucos de ahorro, descuentos, opiniones de producto