Frugalidad: la filosofía de vivir con lo justo

Publicidad

Hoy os quiero hablar de un término que puede que no hayáis oído nunca pero que está muy relacionado con el ahorro y la gestión del dinero: la frugalidad.

Según la RAE la frugalidad es la templanza, la parquedad en la comida y la bebida pero también es la cualidad de ser ahorrativo en el uso de los recursos consumibles. Es decir, vivir con lo justo, gastando solo lo necesario o en otras palabras, haciendo un consumo responsable.

Esto se puede aplicar a la comida, al dinero o incluso al tiempo. En lo que se refiere al dinero se trata de ser inteligente al gastarlo (o invertirlo) consiguiendo no vivir ahogados y es lo opuesto al consumismo y a las compras sin sentido. Pero ojo, no podemos caer en el error de relacionar ser frugal con ser tacaño porque le estaríamos dando una connotación negativa que no tiene porqué tener. Más bien es sinónimo de ser austero o minimalista.

El principal objetivo de las personas que llevan una vida frugal es la de retirarse lo antes posible y conseguir ahorrar lo suficiente para no tener que depender de un sueldo toda la vida y conseguir la tan ansiada libertad financiera.

Publicidad

A la largo de la historia, durante las crisis económicas se da la paradoja del ahorro o de la frugalidad. Y es que durante la recesión la gente intenta ahorrar más por miedo a lo que pueda pasar y por ello gasta menos. Eso afectará a la producción de ese país y al conjunto de la población. Además, al incrementar el ahorro sin que aumenten los ingresos disminuye la capacidad de ahorro.

¿Habíais oído hablar antes de la frugalidad?

Aprovecho para dejaros unos cuantos libros sobre finanzas personales que os pueden ser útiles:

¡Feliz ahorro 🙂 !

Publicidad