Pollo con tomate casero

La receta de hoy es un plato de los de toda la vida. En estos tiempos en los que se llevan esos platos tan minimalistas y, a veces, tan incomprensibles, es bueno que volvamos a los orígenes de la comida casera. En cada casa esta receta se realiza de una manera, pero os vamos a enseñar una de las más fáciles.

publicidad

Para todos [email protected] que tengan que llevarse la comida al trabajo les resultará de gran utilidad, ya que es muy fácil calentarlo y que siga manteniendo todo el sabor.

Hemos utilizado muslos y contramuslos porque son menos secos que la pechuga a la hora de guisarlos. Si sois de los que os encanta mojar el pan en las salsas, ésta es vuestra receta. Además, al ser tan sencilla es ideal para ahorrar ya que no lleva muchos ingredientes.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 cuartos traseros de pollo ( separados en muslo y contra) o 12 muslitos de pollo
  • 1 lata de tomate triturado
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento  rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta negra
  • Harina

DSCN2245

Elaboración

En una cazuela ancha, doramos en aceite caliente los trozos de pollo que previamente habremos salpimentado y enharinado. Una vez dorados (no debemos hacerlos del todo porque se deben terminar de cocinar en la salsa) los apartamos a un papel secante para que pierdan el exceso de grasa.

DSCN2252

Retiramos gran parte del aceite de la cazuela, hasta dejar aproximadamente dos cucharadas soperas. En este aceite ponemos los dos ajos cortados en láminas finas y la cebolla cortada en “juliana”.

DSCN2258

Dejamos que se dore un poco y añadimos los dos pimientos cortados también en “juliana”. Si no os gusta encontraros los trozos de hortalizas, podéis  cortarlos muy pequeños.

publicidad

DSCN2259

Una vez tengamos medio cocinados los pimientos, echamos la lata de tomate triturado. Removemos para hacer una mezcla homogénea.

DSCN2262

Una vez que empiece a hervir el tomate, añadimos el pollo que teníamos reservado procurando que siempre esté cubierto de salsa. Bajamos el fuego a media potencia.  Si vemos que se queda seco podemos añadirle un poco de agua. Probamos el punto de sal. A mí personalmente me gusta añadirle un poquito de orégano, que le va muy bien a los guisos con tomate. Lo dejamos cocer todo durante unos 20 minutos.

DSCN2266

Para acompañar este plato podemos preparar unas patatas fritas en dados o un puré de patatas casero. También le viene bien una guarnición de arroz salteado con ajo y perejil.

DSCN2275

Coste aproximado para 4 personas: 5 euros

Como veis, es un plato sencillísimo, sano y barato. Espero que os animéis a probarlo y nos contéis qué tal os ha salido. Y si sois de los que os encanta el pollo (es un producto ideal, ya que es muy sano y muy barato) podéis echarle un ojo a otras recetas como la de Brochetas de pollo rápidas, la de Pollo al limón con Soja o una muy sana, la Ensalada de pollo y piña. Y si preferís videorecetas para poder ir viendo paso a paso la elaboración, no os perdáis la de Pastel de pollo con champiñones.