Método de las 4P. 4 preguntas que debes hacerte antes de soltar un euro

publicidad

banner_tcciphone

El mundo en el que vivimos está lleno de tentaciones. Se nos crean necesidades en cuestión de segundos, ¡lo necesitamos ya! ¿Cómo podíamos vivir sin eso? ¡Lo queremos! Te sonará mucho lo que te digo si leíste “Cómo evitar el gasto emocional”.

controlar gastos economia domestica

 

El caso es que quizá no lo necesitemos realmente o no podamos permitírnoslo. Si le sumas las facilidades de pago que las tiendas te ofrecen, muy probablemente cuando te des cuenta habrás caído en la trampa de la compra a crédito.

¿Te suena de algo lo que te estoy contando? En el post de economía doméstica de hoy verás como lo que vemos tan habitual (las compras a crédito) no tiene por qué ser lo que más nos conviene.

Para ello, compartiré contigo las preguntas que te ayudarán a tomar la decisión adecuada.

publicidad

Déjame contarte que Espe y Mateo han decidido vivir juntos después de 6 años de relación. Leyeron con detenimiento el post de Elena sobre “qué es mejor: comprar o alquilar”. Después de darle varias vueltas al tema tomaron la decisión de alquilar teniendo en cuenta los factores que se detallaban en esa entrada. Recordemos que cada caso es distinto pues los precios de las viviendas varían muchísimo principalmente dependiendo de la cuidad.

home-167734_960_720

Dedicaron su semana de vacaciones a mirar muebles inspirados por revistas de decoración y el consejo profesional de las siete tiendas a las que fueron. Todo era necesario: el mueble para los licores, el sofá cama por si viene alguien, la habitación de invitados porque nunca se sabe cuántos pueden venir, la tele casi más grande que la pared, decoración por todas partes que a los dos meses quizá moleste más que otra cosa, ordenadores, equipos de música…. Y lo mejor es que, vale, aunque muchas de esas cosas no son de vital importancia, no pasa nada, la tienda te lo financia y te pone “facilidades”.

Es entonces cuánto te preguntas; ¿qué es lo que te hace pensar que ese dinero que ahora no tienes vas a tenerlo en los próximos años?

Soy de la opinión de ahorrar y comprar cuando ya tengamos el dinero que necesitamos. Y mucho más si no es algo imprescindible. Hablándolo con una conocida ambas coincidimos en que, en muchos casos, además de terminar pagando el doble de lo que te costaría la compra si la pagaras al contado, incluso la sigues pagando cuando hace unos años que no te hace servicio, que no le sacas utilidad.

money-256319_960_720

A veces cuesta darnos cuenta porque se nos ha vendido el crédito como algo normal pero, pensándolo un poco más deberíamos preguntarnos:

¿De verdad creemos que poseer todas esas cosas que no podemos pagar compensa para que estemos pagando con horas de nuestro trabajo futuro que quizá tengamos pero quizá no?

Es en ese momento cuando tenemos que hacernos Las Grandes Preguntas. Yo me las hago a menudo cuando me veo en la situación de tener que pagar algo fuera de lo rutinario (gastos fijos).

Le llamo el método de las 4P. Son 4 preguntas que además empiezan por P, por el verbo poder, ni más ni menos, ¡fíjate si son poderosas! :D.

Método de las 4P

Consiste en hacerse las siguientes preguntas:

  1. ¿Puedo vivir sin esa compra? Es decir; ¿es realmente una necesidad o es un capricho?
  2. ¿Puedo pagarlo AHORA?
  3. ¿Podría conseguirlo más barato?
  4. ¿Podría deshacerme de ello y recuperar el importe?

¿Necesidad o capricho? ¡La gran pregunta!

Con la primera pregunta a veces encontramos respuestas que nos duelen porque por los motivos que sea se ha creado en nosotros una necesidad repentina que realmente no existe. Cuesta, ¿eh?, cuesta hacerse la pregunta y detectar que es un capricho, realmente, en algunas ocasiones. Te animo a que te hagas esta pregunta los próximos días y compartas tus conclusiones con todas las ahorradoras.

Si realmente es una necesidad, tengamos o no el dinero para costearla, por supuesto que debemos seguir adelante. Este proceso se trata de filtrar y dejar sólo las compras imprescindibles y más en épocas de economía inestable como la de ahora en general, no sé si la tuya en particular. En cualquier caso, siempre está bien manejar el dinero con conciencia y emplearlo en lo que más satisfaga a cada una.

money-256312_640 (1)

publicidad

¿Puedo pagarlo ahora?

Con la segunda pregunta, volvemos a recibir un buen palo. Nos damos cuenta de que no podemos costearnos todo y hay que saber inteligentemente qué escoger, cómo administrar nuestro dinero presente. Que el banco te dé ese crédito o la tienda te ponga facilidades NO significa que ese dinero sea tuyo.

Si en lugar de un gasto es una inversión no importa tanto el AHORA, puedes pedir prestado pues es Deuda Buena.

¿Puedo conseguirlo más barato?

El tercer punto seguro que lo tienes controlado. En Ahorradoras llevamos casi cinco años enseñándote a conseguir lo mismo con descuento así que siempre encontrarás la manera de comprar más barato. No te olvides del método de la doble recompensa ;-).

En la web hay infinidad de recursos para ahorrar y también en mi libro “Ahorradoras: 101 trucos para ahorrar ¡Y vivir mejor que nunca!”.

ahorradoras

¿Podría deshacerme de ello y recuperar el dinero?

Me gusta muy poco acumular cosas. Si has leído mis entradas relacionadas con el orden y organización del hogar sabrás que soy feliz en entornos que carecen de desorden, disfruto viendo estancias despejadas y escrupulosamente ordenadas. Libres de cosas que no usamos, en definitiva.

Por eso, cuando leí en el libro La Magia del Orden, en pleno proceso de limpieza a fondo (deshacerme de trastos) que antes de comprar algo deberíamos preguntarnos si nos costaría deshacernos de ello si ya no nos fuera útil me marcó. A veces nos cuesta tirar/donar/vender algo por el apego emocional que nos une pero al mismo tiempo no le damos uso. No quiero ese tipo de cosas, quiero ser libre de dejarlas ir una vez ya han cumplido su función en mi vida.

Los libros más vendidos en Amazon

A la hora de realizar una compra, creo que deberíamos tener en cuenta este concepto porque si creamos un vínculo emocional nos impedirá venderlo y recuperar una parte o la totalidad de su compra cuando ya no lo usemos si es que es algo vendible, que no todo lo es. O donarlo, o tirarlo pero al caso que tratamos hoy, la pregunta sería ¿Seré capaz de venderlo para recuperar una parte o la totalidad de su importe?

Con esta entrada de finanzas personales quiero que todas le demos la importancia que merece el proceso de realizar una compra pero, sobre todo, cuando ésta es a crédito. Las consecuencias de no habernos formulado estas preguntas que hoy comparto contigo pueden resultarnos más caras de lo que imaginamos al principio, cuando solo sentimos euforia y entusiasmo, muchas veces pasajero.

Podría contarte otros tantos ejemplos como el de Espe y su pareja. En todos los casos a la larga se han dado cuenta del agujero en el que se habrían metido. Ellos, finalmente, decidieron comprar sólo lo básico e ir ahorrando con los distintos métodos de ahorro. Llevan sus cuentas de manera muy estricta, como lo hacemos cada vez más ahorradoras, manteniendo controlado el presupuesto mensual.

Descarga el imprimible gratis para controlar las finanzas en tu área privada del club Ahorradoras. Te hemos subido más imprimibles para la organización del tiempo y más. Seguro que te gustarán ;-).

Economía Doméstica Imprimible

El otro día me preguntaban en una entrevista de radio si mi marido era feliz después de contar lo que hago para llevar mi economía a rajatabla. Es sorprendente cómo la sociedad relaciona la felicidad con el gasto. Hay muchísimas otras cosas que nos hacen felices. Una de ellas, estar tranquila sabiendo que cuento con una libertad financiera que me permite tener los gastos futuros cubiertos y que al mismo tiempo no me falta nada.

Sé que cada vez somos más las personas ahorradoras y ahorradores que compartimos este estilo de vida. Cuando se van viendo resultados más personas se dan cuenta de que quizá aquello que en un principio veíamos normal no nos lleva precisamente a la felicidad. Al contrario, tal vez nos aleje de ella.

No te pierdas el post donde te hablaba de las 5 Reglas para controlar los gastos,

¿Te subes al carro de este estilo de vida? Ya lo practicas? Cuéntame tu caso. Me encantará leerte.