Haz inventario de comida antes de ir a comprar

publicidad

En el post de hoy, quiero hablar de cómo puedes crear una lista de la compra inversa para tu próxima compra en el supermercado.

Una lista de la compra inversa es una de las herramientas más útiles para ahorrar tiempo en cualquier cocina. Como su nombre indica, este tipo de lista empieza anotando lo que tienes en casa: nevera, congelador, despensa..

Déjeme explicarte por qué es una herramienta tan importante y también te mostraré 3 pasos sobre cómo puede elaborar una tú misma:

publicidad




1) Lo primero que hay que hacer al crear una lista de la compra reutilizable es averiguar qué ingredientes se necesitan para las recetas o simplemente para las comidas normales de la semana. Por ejemplo, si hay cuatro artículos principales – arroz, frijoles, quinoa y caldo – anotarías cada uno de estos ingredientes en la lista de la compra al revés, porque necesitarás comprar lo suficiente para una semana. Esto puede hacerse en el apartado «artículos necesarios para esta semana» o algo similar.

Si hay recetas que dependen de ciertos ingredientes, anótalos también También es bueno incluir otras cosas como huevos, leche, mantequilla, etc. en esta lista.

2) Al hacer una lista de la compra reutilizable, es muy importante incluir la unidad de medida que se utiliza para cocinar Saber si algo necesita 2 o 3 tazas puede ahorrarte tiempo y dinero al asegurarte de que no estás comprando demasiado -o muy poco- de un ingrediente.

3 ) ¡Ahora es el momento de ir de compras! Esta es la parte divertida: puedes utilizar tu smartphone, tableta o cualquier otro dispositivo conectado a Internet con acceso a un navegador web. Sólo tienes que ir a esta página y poner la lista de ingredientes en la barra de búsqueda. Asegúrate de pulsar «enter» después de cada uno para que aparezca por separado. Al lado de cada ingrediente, verás el precio de una determinada cantidad del mismo; si no aparece ningún precio al lado de un artículo, significa que puedes comprar la cantidad que quieras del ingrediente.

4) Si hay algunos ingredientes que utilizas con frecuencia y en grandes cantidades, considera añadirlos a tu lista principal para ahorrar tiempo al hacer la lista. Por ejemplo, puedes añadir a esta lista la sal, la pimienta y otras especias para poder comprar siempre en grandes cantidades.

Y ya está Ahora tienes una lista de la compra reutilizable y totalmente funcional para usarla siempre que la necesites.

También te puede gustar: Cómo hacer una lista de la compra en Excel

Un paso fundamental para el ahorro y el control de nuestra economía doméstica es tener controlado el tema de las comidas, si lo dejamos al azar terminaremos comiendo mal y gastando mucho dinero.

Si lo analizas, puede que se te esté yendo un pico importante de dinero en sobras de comida que tiras en lugar de darles una segunda vida, en productos que caducan en la nevera o la despensa o en cosas que compras y que en realidad tienes otras en casa que podrían hacer la misma función.

¡Únete al club Ahorradoras y sé parte de la comunidad!

Síguenos en redes sociales y también puedes registrarte gratis en el club Ahorradoras para acceder a los imprimibles gratuitos, plantillas para retos de ahorro, contenidos y descuentos exclusivos. Podrás participar en sorteos de productos de las mejores marcas. Clica para registrarte en el Club Ahorradoras.

Banner encuestas remuneradas
Encuestas remunerables

Esto pasa mucho cuando vemos recetas en Internet o programas de cocina y nos entra el ansia de reproducir los platos 😉 . Compramos especias e ingredientes que probablemente no vayamos a volver a utilizar y de los que igual podríamos prescindir o sustituir por otros más comunes. ¿Esto también te pasa a ti?

Recuerda que también te ayudará a ahorrar elaborar menús semanales, usar cupones descuento a la hora de hacer la compra, organizar bien la nevera para que no se estropee la comida y de congelar en tetrabricks.

Para optimizar bien todos los recursos de los que disponemos en casa (tanto alimentos como productos de limpieza o para la colada) nos ayudará hacer una lista con todo antes de gastar dinero en el supermercado.  Es una especie de inventario de la despensa, la nevera y el congelador y a raíz de él organizaremos las comidas.

Ver también 8 motivos para aprovechar tus tarros de cristal

Por ejemplo, si al hacer el inventario vemos que tenemos patatas, zanahorias, atún y huevos podemos preparar una ensaladilla rusa. Y si en el congelador tenemos pechugas de pollo ya tenemos hecho el menú de un día sin gastar nada.

También iremos poniendo en el menú los platos preparados que tenemos congelados e incorporaremos conservas, salsas y demás alimentos que haya en casa. De esta manera no tiraremos nada y podremos organizar una dieta equilibrada.

Es importante que tengas controladas las fechas de caducidad, un truco es poner atrás lo que tarda más en estropearse.

Ver también Recetarios: cocinar con conservas de pescado y marisco

Aunque creas que sabes perfectamente lo que tienes en cada armario te recomiendo que cojas papel y boli y vayas anotándolo todo. Seguro que hay un paté a punto de caducar al fondo de un mueble que aun puedes rescatar o un tarro de alcaparras que te vendrán genial para hacer una salsa tártara que acompañe al salmón. ¿Te animas?

 

¡Feliz ahorro 🙂 !