Guía de Compra Freidoras sin aceite

publicidad

freidora sin aceite guía de compra

Desde hace ya un tiempo y a raíz de la oferta que publicamos de una freidora sin aceite, hemos estado recibiendo muchas consultas sobre ellas: si merecen la pena, si son útiles, si realmente se cocina más sano con ellas y os tengo que confesar que a mi también me picaba la curiosidad así que he querido investigar un poco sobre ellas, qué modelos son los mejores y más valorados y sobre todo, preguntando a gente que tiene este tipo de freidoras (también llamadas freidoras de aire) en casa.

Las freidoras sin aceite son un electrodoméstico que en los últimos tiempos ha cobrado gran protagonismo en nuestras cocinas ya que hemos tomado conciencia de la importancia de comer sano pero sin renunciar al sabor. En mi caso concreto, cuando a mi abuela tuvo que hacer dieta, recuerdo que empezamos a comer muchas cosas al vapor pero claro, el sabor no es el mismo.

publicidad




Los beneficios de cocinar sin aceite con la freidora

El aceite es sano, sí, principalmente el AOVE, pero cuando es en crudo. Cuando sometemos el aceite a altas temperaturas pierde gran parte de sus propiedades y se convierte en otro tipo de grasas (saturadas).

Para realizar estas recetas con una freidora de aire no es necesario que uses aceite. Sin embargo en algunas elaboraciones te ayudará echar un poquito mediante spray, se consigue un acabado perfecto sin apenas grasa.

También puedes rociar un poquito de aceite líquido en crudo una vez está tu receta lista para servir, ya en el plato. O, directamente, te vas a poder permitir cocinar sin nada de aceite si así lo prefieres.

Entonces, ¿merece la pena comprar una freidora sin aceite?

Pues como siempre os digo, depende de las necesidades que tengáis en ese momento. Si os gusta mucho la cocina al vapor  puede que no lo utilicéis pero si queréis probar otras formas de cocinar las freidoras son aceite tienen muchos beneficios como:

  • Reduce las calorías: Al cocinar prácticamente sin aceite se reducen las calorías de «las frituras» además del colesterol por supuesto.
  • Ahorro de energía: Las freidoras sin aceite utilizan una tecnología muy similar a la de los hornos, por tanto, podemos conseguir resultados similares pero consumiendo mucha menos energía que éste.
  • Ahorro de tiempo: La mayoría se pueden programar con lo que podemos emplear ese tiempo en otras tareas.
  • Ahorro de dinero: Por supuesto, al emplear menos aceite (o nada) en la cocina el gasto es mucho menor.

Además, en este tipo de freidoras podemos cocinar muchísimos productos, no solo las típicas patatas fritas que todos tenemos en mente sino croquetas, empanadillas, alitas, filetes, menestra… en algunas incluso se pueden hacer ¡tortillas de patata y pizzas!

Fácil limpieza

Aunque una de las cosas que más echan para atrás a la hora de utilizar una freidora convencional es limpiarla (¿no has visto esas imágenes de cocinas de restaurantes son la freidora acumula grasa son parar?) tienes que saber que la mayoría de freidoras sin aceite acumulan mucha menos suciedad.

Lo primero que debes hacer es consultar las instrucciones del aparato ya que te indicarán cuáles son las principales recomendaciones para no dañar el aparato y, sobre todo, que no se estropee su revestimiento. Eso sí, en cualquiera de los casos debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Espera a que la freidora se enfríe
  • Ten cuidado con los productos de limpieza que utilizas, sobre todo es importante que no sean muy abrasivos.
  • Límpiala siempre después de cada uso para que la suciedad no se acumule.

Cómo limpiar una freidora sin aceite

Qué tener en cuenta a la hora de comprar una freidora sin aceite

Lo primero y principal es si realmente la vamos a utilizar. Lo importante de este tipo de electrodomésticos es sacarles partido. No tiene sentido utilizarla dos veces y guardarla en el cajón de los trastos, por ello, si estamos pensando seriamente en hacernos con una deberemos tener en cuenta:

La potencia: muchas veces elegimos electrodomésticos con una potencia muy alta pensando que son mejores pero realmente no necesitamos tanta y el consumo de luz es mucho mayor. En el caso de las freidoras, para un hogar, una potencia media es más que suficiente.

El tamaño: Hay freidoras ( y a continuación os enseñaré algunas) que hacen prácticamente de todo pero que, en consecuencia, son enormes y ocupan mucho espacio en la cocina. Si solo la vamos a utilizar para freír puede que nos convenga una más pequeña y funcional.

La garantía: Si es una marca española o con servicio técnico en España mucho mejor ya que ante cualquier fallo podrán repararla sin problemas.

Opiniones: Una de las cosas que mejor funcionan a la hora de comprar electrodomésticos son las opiniones de los usuarios que ya la han utilizado. Nos puede servir de guía para encontrar la que más se adapta a nuestras necesidades.

Las freidoras sin aceite mejor valoradas en 2022

En este listado he querido reseñar las freidoras sin aceite mejor valoradas por los propios consumidores así como las que tienen la mejor relación calidad-precio. Además, encontrarás reviews de los modelos que hemos podido probar en casa con nuestra sincera opinión.

Espero que esta guía os haya gustado y os sirva para decidir si queréis probar las freidoras sin aceite. Y ya sabéis que podéis añadir todas las opiniones que queráis o hablarnos de otros modelos que hayáis utilizado para añadirlos a la lista que seguro que resulta de mucha utilidad para toda la comunidad ?

Artículo con enlaces de afiliado. Consulta nuestra política de divulgación aquí.


Las freidoras sin aceite son un gran invento. Son seguras, ecológicas y capaces de crear recetas deliciosas. Hemos probado varias marcas y modelos de freidoras sin aceite y todas tienen un sabor excelente. Son fáciles de usar y limpiar, así que estoy segura de que te encantarán. ¡No puedo recomendarlas lo suficiente!