Cómo limpiar una freidora sin aceite

Las freidoras de aire tienen muchas ventajas frente a las convencionales, la primera es en salud porque evitamos consumir una alta cantidad de aceite, y la segunda es la facilidad a la hora de limpiarla.

publicidad




freidora de aire limpieza

 

Las freidoras de siempre son bastante difíciles de limpiar (te dejo unos trucos para limpiarlas paso a paso) porque no se vacía el aceite tras cada uso y eso hace que los restos se vayan requemando y pegando al cestillo, algo que no ocurre en las de aire porque las puedes lavar tras cada uso.

Además, el cestillo de las freidoras tradicionales suele ser metálico para aguantar las altas temperaturas que coge el aceite a la hora de freír, en cambio, las freidoras de aire suelen estar fabricadas en plástico.

Pasos para limpiar la freidora de aire

Tras cocinar limpia con papel de cocina los posibles restos que puedan quedar pegados en el electrodoméstico. Luego, pon a remojo el cestillo con unas gotas de lavavajillas, un chorro de vinagre (para eliminar los malos olores) y agua calentita.

limpiar freidora de aire

publicidad




Mientras el cesto se ablanda puedes aprovechar para pasar una bayeta con quitagrasas por la zona exterior de la freidora. Pasados 10 o 15 minutos limpia el cestillo con un estropajo que no arañe y aclara con agua caliente. Luego seca bien todo el aparato y ya está listo para el siguiente uso.

No limpies las zonas que estarán en contacto con la comida con quitagrasas convencionales para evitar que le de sabor a los alimentos que luego cocines. Tampoco debes frotar si algo se resiste, mejor deja que esté más tiempo a remojo y terminará saliendo sólo.

También te interesará