Préstamos: qué son y qué debes tener en cuenta antes de pedir uno


Hoy vamos a hablar sobre los préstamos. Seguramente, muchos de nosotros hemos solicitado algún tipo de préstamo en algún momento de nuestras vidas, ya sea para comprar un coche, pagar una factura médica o para financiar un proyecto personal. Pero, …

¿Qué son exactamente los préstamos y cómo funcionan?

En términos simples, un préstamo es una cantidad de dinero que una persona (o entidad) presta a otra persona (o entidad) con la expectativa de que se reembolse en el futuro.

Cuando se solicita un préstamo, se acuerda una cantidad de dinero a prestar y un plazo para devolverlo, así como un interés que se pagará sobre la cantidad prestada.

Esto lo vas pagando normalmente cada mes amortizando una parte del capital inicial y los intereses correspondientes a lo que te queda por pagar.

Por eso al principio de un préstamo es cuando pagamos más intereses y amortizamos menos y de cara al final, amortizamos más capital y los intereses que pagamos son más bajos al ser calculados sobre una deuda menor.

Existen diferentes tipos de préstamos disponibles, dependiendo de nuestras necesidades y de nuestra situación financiera.

Tipos de préstamos

Algunos ejemplos comunes incluyen préstamos personales, hipotecas, préstamos para estudiantes y préstamos para el coche.

Cada uno de estos tiene sus propias condiciones y requisitos por lo que es importante investigar y comparar diferentes opciones antes de tomar una decisión.

publicidad

Que hay que tener en cuenta antes de solicitar uno

Antes de solicitar un préstamo, te aconsejo que tengas en cuenta tu capacidad de reembolso y asegurarte de que podrás hacer frente a las cuotas mensuales.

Recuerda que no es una cantidad que te dan si no que la vas a tener que devolver mes a mes, año tras año hasta que se liquide.

Además de los intereses que te comentaba antes, también debes tener en cuenta cualquier otro cargo que se aplique al préstamo ya que esto puede afectar significativamente su coste total.

Penalización por amortización parcial, total, productos vinculados al préstamo como pueden ser seguros…. pide que te informen en la entidad bancaria donde vayas a solicitar el préstamo.

Comparar entre varios bancos te ayudará a decidirte por la mejor opción. No te quedes con la primera, si no lo hacemos con productos más básicos como la alimentación, mucho menos con algo de un coste mucho mayor.

En resumen, los préstamos son una forma común de financiamiento que nos pueden ayudar a cumplir con nuestros objetivos financieros. Sin embargo, es importante investigar y comparar diferentes opciones y tener en cuenta nuestra capacidad de reembolso antes de solicitar uno.

Espero que hayas encontrado este post útil y hayas aprendido algo nuevo sobre los préstamos.

publicidad