¿Cómo ahorrar pintando vuestra propia camiseta?

Uno de mis hobbies es pintar camisetas. Me gusta convertir una camiseta básica en única, a mi gusto y totalmente personalizada.

Además de para mi uso y disfrute, me ha servido como recurso para regalar y os tengo que decir que un regalo hecho por uno mismo multiplica su valor por cien, es un éxito asegurado.

Se necesita una mínima inversión que os servirá para muchas veces, ya que se necesita poco producto y es barato.

Necesitaremos:

  • Un par de pinceles, uno fino para zonas pequeñas y otro de punta cuadrada para pintar superficies más amplias.
  • Algunos botes de pintura textil que podemos encontrar en la sección de papelería de grandes superficies.
  • Un rotulador fino negro para ropa.
  • Una camiseta básica.
  • Una tiza.

Os recomiendo que empecéis por un dibujo sencillo e incluso que, si el dibujo no se os da muy bien, imprimáis una plantilla para calcarla sobre la camiseta. El primer dibujo lo haremos con la tiza para que haya margen de error y podamos rectificar. Una vez satisfechas con el dibujo, repasamos la líneas de tiza con el rotulador.

publicidad

A continuación coloreamos el dibujo con los pinceles sin salirnos de las líneas y pintando siempre en la misma dirección.

Dejamos secar y, para finalizar, planchamos el dibujo para fijar el color protegiéndolo con un pañuelo.

Si sois mañosas y os apetece, podéis añadir algún detalle cosido como telas o perlas. En este caso yo cosí tela para hacer los coleteros de la muñeca.

Como veis el resultado es muy bonito y las posibilidades infinitas. ¿Os animáis con los pinceles? ¿Os gusta hacer regalos hechos por vosotras mismas? Contádnoslo, ahorradoras!