¿Cómo ahorrar cuidando nuestra ropa durante el lavado?

publicidad

Hace un par de semanas hice el cambio de estación en mis armarios y me sorprendió comprobar que tengo ropa en perfecto estado a la que he dado muchísimo uso durante bastantes años. La verdad es que esto es herencia de mi madre que cuida la ropa muchísimo al lavarla; gestos sencillos que ayudan a conservar la ropa y por tanto a ahorrar, ya que no tenemos que estar reponiendo año tras año nuestras prendas.

publicidad

  • Dad la vuelta a las prendas antes de meterlas en la lavadora. Esto protegerá las fibras del agua e impedirá la pérdida de color. Además, evita que el sol deje descolorida nuestra ropa al tenderla.
  • Lavad siempre en agua fría. La ropa se suele lavar prácticamente limpia así que no es necesario meterle grados que solo conseguirán estropearla. En mi caso el agua caliente la uso únicamente para lavar trapos, baberos o las toallas del perro. Además reduciremos también el gasto energético.
  • Para toallas y sábanas nuevas, empapadlas en agua salada durante una hora antes del primer lavado. Fijará el tinte y os durarán en perfecto estado más tiempo.
  • Evitad al máximo el uso de la secadora. De nuevo, la acción del calor es nefasta.
  • Separad estrictamente la ropa por colores para lavarla y no llenéis en exceso la lavadora.

Y un consejo de nuevo descubrimiento…

¿No os ocurre que aún lavando la ropa blanca por separado adquiere un tono grisaceo? No estáis haciendo nada mal, simplemente el tambor de vuestra lavadora está sucio. Seguramente usáis detergente líquido, pues bien, éste junto con el suavizante dejan una película en el tambor de la lavadora que con el tiempo se vuelve una pasta gris que no vemos. Eliminar estos restos es tan fácil como. de vez en cuando, haced un lavado vacío a la máxima temperatura con detergente en polvo. Y muerto el perro, se acabó la rabia; vuestro blanco será realmente blanco.

¿ Conocéis algún truco más para conservar la ropa durante más tiempo? Dejad vuestro comentario 🙂