¿Cómo hacer nuestro propio champú en seco?

publicidad

Los meses que transcurrieron al nacimiento de mi hija fueron de horror capilar. Durante el embarazo lucí una melena brillante y fuerte con una mata envidiable. Pero el postparto… el postparto es una atentado contra nuestro cabello. Se cae mucho, muchísimo y, en mi caso, se me convirtió en un pelo graso que a mitad de día ya me hacía sentir incómoda.

Yo me lavo el pelo todos los días del mundo pero con un bebé recién nacido, falta de sueño y sin tiempo para mi, los primeros meses podía dar gracias por tener 5 minutos para ducharme, así que el secador, la plancha y demás acicalamientos capilares eran un lujo casi exclusivo de fin de semana. Y encima el problema de la dichosa grasa 🙁

En nuestro afán por ahorrar y llegar a fin de mes voy a hablaros del champú en seco pues puede ser un muy útil y barato recurso para momentos puntuales de nuestra vida.

¿Cómo hacer para mantener el máximo tiempo el pelo limpio y presentable?

publicidad

Había oído hablar de los champús en seco pero me parecían cosa de personas hospitalizadas sin posibilidad de levantarse para darse una ducha de verdad. Sin embargo, indagué más en el tema y, si bien no sustituyen a los champús tradicionales, nos pueden sacar de algún apuro.

Hay muchas marcas que comercializan este tipo de champús pero como su uso es para momentos tan puntuales, creo que merece la pena hacerlo nosotras mismas con ingredientes súper comunes. Además, no os preocupéis porque os garantizo que el resultado es exactamente el mismo y podremos ahorrar dinero.

¿Cómo se hace el champú en seco?

Necesitamos:

  • 1 cucharada de almidón de maiz.
  • 4 cucharadas de agua.
  • 1 cucharada de alcohol.

Mezclamos, lo ponemos en una botella con spray y agitamos bien.
Para usarlo solo tenemos que aplicarlo en las zonas de nuestro cabello que necesiten ser desengrasadas como puedan ser raices, flequillo o sienes.
A continuación, lo distribuimos con un peine o nuestros dedos de manera uniforme.
Finalizamos con un golpe de secador y repetimos toda la operación si fuera necesario.

El pelo os quedará ligero y con volumen, como recién lavado!!

¿ Habéis probado alguna vez el champú en seco? Contadnos vuestras experiencias dejando un comentario más abajo. 🙂