Exfoliante casero y barato con café

Publicidad

Os cuento que he descubierto un exfoliante casero y baratísimo en el que, además, reciclamos.

Como sabéis, hace unos meses me compré la cafetera Senseo que, por cierto, estoy contentísima con ella 🙂

cafetera Senseo Philips

La cuestión es que vi que al café de las monodosis blandas se les podía sacar otro uso antes de tirarlas. Y eso que no es que salgan caras porque tanto las de la marca Marcilla (cuando hay ofertas) como las de marca blanca (que son compatibles) salen muy bien de precio.

monodosis blandas Senseo

Publicidad

Podemos extraer una pequeña cantidad que mezclaremos con yogur natural( yo lo hice con uno griego que tenía abierto en la nevera), creando así una pasta.

exfoliante casero

Aplicamos la mezcla en la piel ( yo lo usé de exfoliante facial) y comprobamos el efecto exfoliante que hace el café. Como veis, estéticamente no es muy fashion, la verdad,  pero da buen resultado. Ya me contaréis!!!  🙂

exfoliante casero de cafe

Publicidad
Comparte el ahorro: