Cómo ahorrar reciclando nuestros cosméticos

publicidad

maquillaje, reciclar maquillaje, ahorrar en maquillaje, reparar maquillaje

Muchas veces acumulamos productos de maquillaje por diferentes motivos: porque no son los que nos dan el resultado que buscamos, porque no responden a nuestras necesidades pero los tenemos por si acaso ( no sé, acaso creemos que nuestro color de piel cambiará o quizá volverá una moda pasada). Otro de los motivos es el estado en que se encuentran. Por ejemplo, lápiz de labios con mala forma, colorete hecho polvo, rímel seco y demás…

Una que siempre ha sido ahorradora y que, más en tiempos de crisis, no va a tirar nada que se pueda arreglar o reutilizar hace lo que está en sus manos para conseguirlo.

Aquí unos trucos para arreglar cosméticos que no están todo lo bien que deberían:)

publicidad

  • Colorete hecho polvo: Tengo dos tipos de coloretes, uno está integrado a una brocha el cual ya se rompió y otro es una barra compacta la que también se ha deshecho. Para darles nueva vida lo que hice fue retirar el contenedor de la brocha y vaciar el producto en un recipiente limpio y vacío, puede ser por ejemplo un pequeño tarro de crema, la brocha queda lista para seguirla usando, el segundo colorete como era del mismo tono lo deshice convirtiéndolo en polvo e igualmente lo vacíe al mismo contenedor.
  • Lápiz de labios deformados: Para darle nueva vida al lápiz de labios basta con retirar la barra de color y deshacerla en un recipiente, puede ser un tarrito de un gloss viejo o de ungüento labial. Con un pincel tenemos que mezclar bien la barra hasta hacerla una pasta y agregar unas gotitas de aceite de almendras y listo! tenemos un nuevo gloss.
  • Esmalte seco: Para poder seguir usando un esmalte seco se pueden agregar unas 2 gotitas de acetona o quita esmalte en el interior, agitamos muy bien y queda listo para usarse. Otro truco para los esmaltes secos: cogemos el frasco entre las manos y lo agitamos con fuerza. Si aún así no es suficiente, lo introduciremos en un cazo con agua hirviendo durante unos minutos.
  • Rimel seco: Si el rímel está ya demasiado seco se pueden agregar unas gotitas de aceite de almendras o de oliva y ¡voilá!
  • Sombra de ojos rota: Si se nos rompe la sombra de ojos podemos arreglarla añadiendo un poco de alcohol para ablandarla y removiéndola para crear una pasta. Seguidamente, colocamos un pañuelo de papel sobre la sombra de ojos para que absorba el alcohol y dejamos secar. De ese modo tendremos una sombra de ojos lista para usarse.

Os dejo un vídeo que he encontrado en Youtube para que veáis cómo reparar una sombra de ojos con esta técnica.

De esta manera podemos aprovechar y darle nueva vida a nuestros cosméticos, ¿Habéis probado algún otro truco?

publicidad