Cómo reutilizar latas y ahorrar dinero

Si hay algo que siempre solemos tener en casa son recipientes, bien sean de plástico, cristal o metal entre muchos otros materiales, por eso tenemos un montón de aliados esperando que nuestra imaginación se ponga en marcha para reciclarlos y darles una segunda oportunidad. No te lo pienses demasiado, simplemente es proponérselo, contar con las herramientas necesarias y bien, o echarle imaginación o seguir un consejo como el que te proponemos a continuación.

publicidad

Por ejemplo, las clásicas latas de metal de alimentación son unas de las mejores a la hora de reciclar. Para ello tendremos que sumergirlas bien en agua caliente, con lo que podremos quitar con cierta facilidad la etiqueta y de paso también quitar los restos de la cola que la mantiene adherida.

publicidad

Cuando esté hecho esto, y completamente limpia la lata; teniendo en cuenta que el aluminio se resiste muy bien a la pintura, tendremos que aplicar imprimación especial para superficies de difícil adherencia,  cubrir bien toda la superficie exterior de la lata y dejarlo secar bien.

En el momento en el que la superficie esté seca pintaremos la lata con esmalte sintético en el color que queramos o con los motivos que deseemos, con una, dos o más capas, siempre dejando pasar el suficiente tiempo entre capa y capa para que todas estén secas antes de pintar la siguiente.

¿Qué usos les podemos dar? Podemos darle infinidad de usos, desde un estupendo lugar donde guardar bolígrafos, botones, legumbres o, si queréis, también podéis usarlo como un original tiesto, pero eso sí, no te olvides de hacer un agujero en la parte inferior de la lata con un berbiquí o con un taladro y una broca fina. Ya se sabe, en la imaginación está el límite, así que no te lo pienses demasiado y aprovecha esos estupendos recipientes que tenemos en casa para reutilizar y ahorrar dinero.

Vía imagen: Arteyfotografía