Exfoliante casero con resultado 10!

Publicidad

Nos encanta ahorrar dinero y muchas veces hacemos nuestros propios remedios caseros. A veces no es el motivo el dinero que vayamos a ahorrar. Puede ser que no dispongamos del producto que necesitamos en casa y nos dé pereza salir a comprarlo. Otras veces, queremos experimentar con productos que sí tenemos buscando conseguir un resultado similar o mejor, si cabe.

Hace unas tardes, me quedé sola en casa. Aquí es difícil y más en vacaciones de verano. Marido, peque, visitas… es muuy dificil encontrar un momento de silencio y calma en casa. La compañía es muy grata pero a veces, una tiene la necesidad de estar sola, de recobrar por unos minutos la calma así que, cuando lo consigo, intento que el tiempo me cunda al máximo.

Esta vez, decidí darme una ducha pero un poco especial, fabricando un nuevo exfoliante natural casero con algunos ingredientes ya mencionados en otras “recetas de exfoliantes caseros” y algunos cambios.

El resultado me gustó muchísimo así que comparto esta nueva combinación de ingredientes que no solo exfolian la piel si no que te la dejan suave y renovada.  Tan renovada como yo, tras ese rato de estar sola..jejeje.

exfoliante casero

Los ingredientes que utilicé son:

Publicidad
  • Azúcar moreno
  • Miel
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Café ( del instantáneo o el mismo de las cápsulas blandas de la cafetera)
  • Un poquito de gel de ducha ( el gel lo puse para que la mezcla fuese mas fácil de aplicar ya que tardé un poco desde que hice la mezcla en aplicármelo y se estaba endureciendo demasiado )

La preparación es simplemente mezclarlo todo en un bol o en el recipiente que queráis y lo aplicamos por la zona a exfoliar. Yo me lo apliqué por todo el cuerpo: piernas, pies, brazos, manos, …

El resultado es muy bueno y, además, el café le da un olorcillo que, vamos, si te lo aplicas por la mañana, te despeja total!! No sé si ese poco tiempo que el café está en la piel realiza la función anticelulítica conocida de la cafeína pero mal no nos hará y perfuma la mezcla, la hace deliciosa! Si tenéis la piel sensible, sustituid el azúcar por sal o por azúcar “normal”. Éste que yo he utilizado es bastante grueso y puede haceros daño. A mi me gusta así pero eso depende de cada tipo de piel.

Os recomiendo que probéis este exfoliante y disfrutéis de esos pequeños momentos de placer que todas nos merecemos.

Ver más exfoliantes caseros.

Publicidad
Comparte el ahorro: