Una escoba con botellas de plástico

Reciclar es algo que todo el mundo puede hacer y que siempre podemos realizar tanto en solitario como acompañados de los más peques de la casa, lo que servirá para que los niños y niñas se conciencien de la importancia que tiene el reciclar y todo lo que se puede conseguir con un producto que a primera vista ya no va a recibir ningún uso más.

publicidad

En prácticamente todas las ocasiones, tiene mucha más importancia tener buenas ideas y dejar que la imaginación fluya que los propios materiales. Hay gente que solo recicla determinados artículos aunque un buen reciclador o recicladora debe ser consciente de que todo es susceptible de volver a aprovecharlo.

Las botellas de refresco de dos litros son muy socorridas y con un par de botellas podemos hacer una escoba de lo más original. Para preparar una escoba con esta clase de botellas necesitaremos:

publicidad

  • Dos botellas de plástico, de refresco
  • Un palo de escoba de madera
  • Tijeras
  • Un cutter
  • Pegamento con base de cianoacrilato
  • Martillo y clavos

Con este material tendremos suficiente como para hacer una escoba tremendamente original. Comenzaremos cortando con las tijeras una de las botellas a la altura de la mitad aproximadamente. Con el cutter iremos tallando la parte inferior de la botella desde el mismo lugar donde cortamos la anterior, consiguiendo lo que equivaldría a las cerdas de una escoba.

La parte de las cerdas la pegaremos por el interior de la mitad de la botella que cortamos al principio, de forma que quede como una especie de cúpula protectora. Metemos el palo de escoba por el bocal de esta parte de la botella y con unos clavos la fijamos fuertemente con dos o tres. Con esto tendremos la escoba más diferente que hayamos podido tener en nuestra casa, aunque hay que decir que es especial para jardines o garajes, por ejemplo.

Te ha gustado esta idea? Compártela y haznos llegar las tuyas.