Cómo re-utilizar bolsas

Hoy os cuento un caso propio, que me ha sucedido recientemente y gracias al cual he conocido un nuevo uso que podemos dar a las bolsas, re-utilizándolas, reciclándolas.

publicidad

Como mi casa es muy pequeñita, apenas tengo muebles, lo cual es un problema cuando vienen visitas. El otro día compré un par de pufs en una tienda turca: me pareció que darían un toque alegre al salón y, al mismo tiempo, eran del tamaño perfecto para poder guardarlos en casa.

Sin embargo, no había pensado en una cosa: ¡vienen vacíos! Y una cosa es sentarse en un puf y otra muy distinta en un trozo de tela encima del suelo, claro.  Para rellenarlos pensé en comprar unas bolas de poliespan, pero después me di cuenta: con el uso, las bolitas se rompen y el nivel del asiento baja… Hasta que acabas sentado en el suelo sobre un trozo de tela.

Entonces pensé en las bolsas. Así, como suena, bolsas. Entre las bolsas de supermercado, las de tiendas de ropa, zapaterías, papelerías, ferreterías… Tenía en casa cientos de bolsas que lo único que hacían era ocupar espacio en un cajón y que, además, la mayoría, no volverían a tener otro uso (algunas no sirven como bolsas de basura ni para llevar al supermercado, a veces porque están agujereadas).

publicidad

Madrid-20130802-00172

La estructura de las bolsas no se rompe y, acumuladas por montones, tienen la suficiente consistencia como para hacer las veces de relleno. Así que comencé a desdoblar bolsas y a meterlas en los pufs. Problema resuelto.

publicidad

Madrid-20130802-00173

Estoy pensando en comprarme un tercer puf. Ya no tengo bolsas, pero sí un montón de ropa vieja que no tiene salida por ninguna parte. Qué os parece esta forma de reutilizar objetos que ya no usamos?