Cómo preparar cócteles ligeros en casa

Si tienes invitados, seguro que quieres sorprenderles con una buena cena, para ello puedes apuntar las recetas que siempre te damos a conocer en la web y que esperamos te sean de utilidad en ese momento. Pero a la hora de las bebidas, si quieres convertirte en toda una barman, sigue nuestros consejos para crear cócteles originales, sorprendentes y muy sabrosos.

publicidad

Todo depende del tipo de cóctel que quieras realizar y la cantidad, pues los ingredientes serán muy importantes. Si es de frutas, con nada de alcohol, tenemos varias opciones. El truco es contar con frutas, mucho hielo, zumos naturales y especias para darle ese toque diferente sabor.

Te contamos cómo prepararlos:

coctel casa

1- Bloody Mary sin alcohol

El famoso cóctel Bloody Mary se reinventa haciéndolo más ligero y sin una pizca de alcohol. Para ello, deberemos contar con zumo de tomate concentrado (también lo podemos hacer en casa fácilmente), tabasco, sal, pimienta y hojas de menta para decorar. Mezclaremos en la coctelera los ingredientes con mucho hielo, verteremos el resultado en una copa bien estilosa, y le añadiremos una o dos hojas de menta en la parte superior o en el interior a modo decorativo. Por supuesto, probaremos la mezcla antes de servir el cóctel para añadir algo de zumo si encontramos que le falta un poco de sabor.

2- Virgin mimosa

publicidad

Otro cóctel famoso es el Virgin Mimosa, realizado, principalmente con zumo de naranja. En este caso, añadiremos 20 cl de zumo de naranja, 5 cl de azúcar, 5 cl de lima y alguna especia dulce. Mezclamos la mezcla en la coctelera con hielo y lo servimos en una copa de champán, que seguro que la tenemos a mano en casa. Decora la copa con una fresa o una cereza.

coctel casa

3- Mezclas de zumos de fruta

Refrescantes y nutritivos. Si estás con tus amigas en casa por la tarde, este cóctel va a ir de perlas. Mezcla diferentes zumos de frutas, como unas gotas de zumo de naranja, unas gotas de zumo de limón, unas gotas de zumo de piña, y una gotas de zumo de lima o maracuyá (a vuestro gusto). Añadimos todos los zumos en la coctelera con hielo, agitamos hasta conseguir una ligera espuma y, finalmente, como en las opciones anteriores, lo servimos en una copa de cocktail.