Cómo reconocer si un pollo está fresco

Publicidad

Ahora que están próximas las fiestas de Navidad, los comercios se suelen llenar de productos que a veces no son de la calidad que queremos y no nos damos cuenta de que estamos comprando productos que no son del todo frescos. Esto suele pasar con el pollo, por eso he querido compartir con vosotr@s unos consejos que aprendí en el Canal Cocina y me han sido útiles en muchas ocasiones:

  • La piel tiene que ser flexible, lisa y húmeda.
  • El color debe ser uniforme, entre amarillo y blanco.
  • La carne debe ser firme y los muslos musculosos.
  • Si lo compramos congelado, debemos tener cuidado de que el envase no contenga escarcha o hielo rosado ya que esto quiere decir que ha sido congelado y descongelado varias veces.

DSCN2245

Publicidad

Espero que estos sencillos consejos os ayuden y aprendamos a comprar siempre productos económicos pero de calidad.

Y si queréis, podéis aprender distintas maneras de cocinar el pollo en nuestra sección de recetas.

Publicidad