Ahorra con remedios caseros y saludables

Publicidad

honey-823614_960_720

El otro día, Raquel, una amiga y seguidora nos envió la receta de una “pócima curatodo” que su familia utiliza y que les va fenomenal así que hemos decidido compartirla con toda la comunidad:

Ponemos en una olla con un litro de agua, cebolla, miel, limón, tomillo a hervir. Cuando la cebolla está transparente se cuela todo, y el jarabe restante es ideal para toda la familia.

Como nos ha parecido una buenísima idea recuperar estos remedios de toda la vida, a continuación os vamos a contar varios “remedios de la abuela” ideales para pequeños problemas cotidianos y que se pueden hacer con cosas que tenemos en casa. ¡Espero que te gusten!

Para la bajada de defensas:

Mermelada de mandarinas

background-906145_960_720

Necesitas:

  • 1 kg de mandarinas
  • Medio vaso de agua
  • 250 gr. de azúcar

Corta las mandarinas sin piel ni pepitas y ponlas a hervir junto con el agua y la corteza de las propias mandarinas. Cuando llegue a ebullición añade el azúcar, tápalo y deja a fuego lento (hay que remover con frecuencia para que no se pegue el azúcar).

Cuando hayan pasado 45 minutos pasa la confitura a tarros de cristal previamente esterilizados (en este vídeo te enseñamos cómo hacerlo). Tapa y coloca los frascos boca abajo para hacer vacío.

Para hidratar la piel

Mascarilla hidratante de avena

oats-8946_960_720

Publicidad

Necesitas:

  • Manzanilla
  • Agua
  • 1 cucharadita de miel
  • 2 cucharadas de harina de avena

Mezcla la harina de avena con la miel y dos cucharadas de infusión de manzanilla. Aplica sobre la piel y se deja actuar 20 minutos. Para retirarla utiliza la manzanilla restante.

Cabello débil

Mascarilla nutritiva

honey-823614_960_720

Necesitas:

  • Un huevo
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de miel

Bate el huevo y mézclalo con la miel y el aceite hasta obtener una pasta ni líquida ni solida. Aplícalo en el pelo y cúbrelo con una toalla húmeda durante media hora. Lávate el pelo con un champú adecuado.

Controlar los nervios

Zumo de pepino y apio

cucumber-1238008_960_720

Necesitas:

  • Pepino
  • Apio

Solo tienes que limpiar el pepino (dejando un poquito de piel para que no se repita)  y el apio y pelarlos. A continuación licuarlos y mezclarlos a partes iguales.

Tienes que tomar medio vaso en ayunas. Eso sí, si tienes hipertensión debes tomarlo con moderación.

Estos son algunos de esos remedios de toda la vida que van pasando de generación en generación pero seguro que en tu familia tenéis muchísimos más y ya sabes que  en Ahorradoras estaremos encantadas de que los compartas con toda la comunidad.

Publicidad
Comparte el ahorro: