Cómo evitar el hielo de la nevera

publicidad

banner_tcciphone

Si hay una cosa que recuerdo de cuando era pequeña es a mi abuela diciendo “tenemos que comernos ésto que tengo que descongelar el frigorífico” y es que ella tenía (y tiene) una nevera de las antiguas y siempre se le llenaba de hielo el congelador.

3050591864_c52984dee7_b

Ahora hay muchas neveras que ya tienen un buen sistema de ventilación que evita que el aire se condense formando el molesto hielo, las conocidas como “no frost” pero aún así, much@s seguimos con las neveras tradicionales, de hecho, son varias las seguidoras que nos han preguntado sobre cómo evitar este problema así que aquí os dejo algunos consejos que espero os resulten muy útiles.

He querido dividir el post en dos partes, una en la que os hablo de cómo evitarlo (lo más posible) y otra de cómo solucionarlo si, pese a tener todo el cuidado del mundo, el molesto hielo vuelve a aparecer.

Consejos para evitar el hielo

publicidad

  • Es muy importante tener nivelada la nevera. Al estar torcida se puede producir una fuga de aire que haga que el hielo comience a cumularse.
  • Cierra bien la puerta. A veces no nos damos cuenta y puede que las gomas estén desgastadas y no esté del todo “sellada”.
  • No abras y cierres la puerta más que lo imprescindible ya que el aire exterior mezclado con el frío pueden provocar una humedad que al condensarse forme capas de hielo.
  • Descongela al menos una vez al año y que, según los expertos, mejora la eficiencia del aparato.

Open the fridge in the kitchen

publicidad

Cómo eliminar el hielo de la nevera

Para descongelar correctamente debes:

  • Desenchufar el congelador y ponerlo a 0.
  • Sacar todo lo que tengas y ponerlo en recipientes con hielo. Mi consejo personal es que esperes a tenerlo lo más vacío posible porque no es bueno para los alimentos andar cambiándolos de temperatura.
  • Derretir el hielo. En mi casa lo que se hacía era dejar la puerta del congelador abierta toda la noche de forma que el hielo se derritiera de forma natural, poniendo unos trapos en el suelo para absorber el agua pero según he leído en bastantes sitios también se pueden usar recipientes con agua templada e incluso un secador de pelo pero yo nunca lo he probado.
  • Limpiar. Lo que siempre se recomienda es hacer una pasta con bicarbonato de sosa y agua y con un trapo húmedo aplicarlo. Ésto es porque la sosa absorbe los olores y elimina los restos de alimentos que pudieran quedar.
  • Volver a enchufar y esperar al menos 30 minutos antes de volver a meter los alimentos.

Estos consejos harán que tu congelador no acumule capas de hielo y por tanto funcione mejor, no gaste tanta energía (con el consiguiente ahorro) y alargue su vida.

¿Qué haces tú para limpiar la nevera? ¿Utilizas alguno de estos trucos? Ya sabes que nos encantará que compartas tus trucos con toda la comunidad 😉

Además, aquí te dejos estos consejos para que limpiar la nevera sea una tarea mucho más sencilla.