Qué tienen en común unas finanzas sanas y un estilo de vida saludable

Publicidad

Cómo sanear las finanzas

¿Te has preguntado en algún momento de tu vida, si es posible tener una vida saludable? ¿O tal vez has querido organizar tus finanzas?

Perder peso, comer sano, ahorrar dinero para viajar, comprar un coche o una casa, pagar tus deudas son deseos muy  comunes Pero en la práctica cuesta mucho llevar a feliz término estos propósitos y muchas veces nos preguntamos si es posible lograrlos.

Déjame decirte que para poder lograr metas en el aspecto financiero y de salud debemos ser muy organizados. Desde que somos jóvenes nos dicen que debemos comer sano, hacer ejercicio, ir a revisiones médicas , no despilfarrar, tener un presupuesto o ahorrar, pero pocos lo aplicamos y esto se debe a que no tenemos la fuerza de voluntad suficiente para lograr lo que nos proponemos.

mejorar las finanzas

Si observamos a nuestro alrededor podemos darnos cuenta de que sí hay personas que llevan una vida saludable, otras tienen unas finanzas sanas, lo que nos lleva a preguntarnos ¿Cuál es la relación que hay para tener éxito en uno de estos dos aspectos de nuestras vidas?

En mi experiencia personal puedo decirte que muchos de los principios que se practican para llevar una vida saludable o viceversa, puede ayudarnos a sanear nuestras finanzas; y es por esto que hoy quiero compartir contigo algunos consejos prácticos que, si los aplicas, pueden ayudarte a tener éxito en dos áreas importantes de tu vida.

Consejos para llevar una vida saludable

Ponte una meta

Una meta es un objetivo importante y alcanzable para nosotros que nos va a sacar de nuestra zona de confort para cumplirlo. Puedes saber que has logrado tu objetivo porque lo puedes medir en base a números o resultados cuantificables antes de una fecha propuesta Ejemplos de metas puede ser: bajar 5 kgs en 6 meses, ahorrar 3000 euros en 10 meses para comprar un coche de segunda mano o pagar deuda de 12000 euros en 1 año.

El siguiente paso es dividir esa meta en pequeños objetivos, de esta manera entrenas a tu mente para que logre pequeños resultados que sumándolos te van a llevar al resultado final deseado, por ejemplo: el primer mes voy a bajar 1 kilogramo, voy a buscar un empleo adicional y ahorraré 200 € ese primer mes.

Publicidad

Crea un plan

Cuando ya te has fijado una meta y unos objetivos, es más fácil definir qué debemos hacer para lograrlas. Es aquí donde debes establecer el plan de acción, el cual no es más que organizar las tareas que nos van a llevar a lograr los pequeños objetivos que al cumplirlos nos llevaran a lograr la meta. Como ejemplo de tareas podemos definir: visitar un nutricionista, hacer un chequeo médico, matricularme en un gimnasio, realizar un presupuesto detallado de mis gastos y mis ingresos en el caso de las finanzas.


Consigue 10€ gratis directamente para ti con Bnext 


Edúcate, investiga, lee

Busca siempre información relacionada con tu meta, alimentación saludable, ejercicios o técnicas de ahorro. Busca cursos presenciales y online, tutoriales y artículos relacionados con tu meta. Actualmente la tecnología y las redes sociales nos permiten tener acceso a información de nuestro interés de forma más rápida. En Ahorradoras encontrarás artículos que te pueden ayudar a ahorrar y además te trae información como ésta para que logres también tus metas de salud. Por eso te invito a que nos sigas en Youtube, Instagram y Facebook y no te pierdas nada.

economía doméstica

Rodéate de aquellas personas que están en la misma dirección que tú.

En muchos casos, cada vez que comenzamos a trabajar en un proyecto o meta, encontrarás algún “amigo” que te dirá lo difícil que será lograrlo.

Por esto es importante recordar las palabras de Jim Rohn, un destacado conferenciante dice que “eres el promedio de las cinco personas con las que pasas la mayor parte del tiempo”. Por lo que la persona en la que te convertirás en cinco años, se va a definir por las personas de las que te rodeas en este momento.

Como ves, tu salud está en tus manos, el manejo de tus finanzas también, y solamente de ti depende lograr las metas que te propongas conseguir.

Y lo más importante de todo esto, es comprender que, si tienes una vida saludable, comes sano, tienes control del estrés y haces ejercicio, tendrás menos probabilidades de sufrir enfermedades crónicas que afecten tu calidad de vida, lo que va a tener una incidencia positiva en tus finanzas, pues será menos el dinero que tendrás que gastar en curar enfermedades que se pudieron haber prevenido con una buena organización de tu vida y de tus metas.

 

Publicidad
Comparte el ahorro: