6 trucos sobre huevos que no puedes perderte

Publicidad

Hola, Ahorrador@s!!

Cómo sabéis, los huevos son uno de los productos que más utilizamos en cocina, tanto para elaborar nuestras recetas saladas como nuestros platos reposteros. Por eso hoy os queremos enseñar algunos consejos para su correcta utilización. Espero que os resulten muy útiles 🙂

huevos

  • Lo mejor sería utilizar los huevos lo más frescos posible, pero si no son muy frescos no los tiraremos ya que para rebozar o hacer tortillas nos vienen bien (ya sabéis, todo lo que sea ahorrar es lo nuestro ;-)) Para otras elaboraciones (fritos, escalfados y sobre todo, mayonesa) deben ser súper frescos. Para comprobar la frescura de un huevo, lo introduciremos en un recipiente con agua fría. Si se nos quedan en el fondo, son frescos. Si flotan, no tan frescos.

huevo frito

  • Nunca hay que lavar los huevos, ya que la cáscara es de un material poroso y si tiene alguna bacteria, podría penetraren su interior.
  • Cuando vayamos a cocer huevos es importante poner en el agua un chorrito de vinagre para evitar que se rompan y un puñadito de sal gorda para que luego se pelen más fácilmente. Lo mejor es ponerlos desde agua fría y una vez que empiece a hacer burbujas, contar 10 minutos.
  • Para  saber si un huevo está cocido podemos hacerlo “bailar” sobre la mesa. Cogemos el huevo del agua con cuidado de no quemarnos y lo hacemos girar como una peonza empujando de los extremos. Si el huevo se pone totalmente de pie, está cocido. Si por el contrario se queda tumbado ligeramente quiere decir que le falta un poco de cocción.

Publicidad
  • Para escalfar huevos debemos añadir al agua un 10% aproximadamente de vinagre (es decir, para un litro de agua 100 ml de vinagre) y no ponerle sal. Debemos llevar esto a cocer, pero a la hora de poner el huevo no debe hervir. Para hacerlos perfectamente apartamos el recipiente del fuego cuando empiece a hervir, e incorporamos los huevos de uno en uno y mejor usando un cuenco (para no ponerlos directamente, por si cae cáscara).
  • Introducimos el cuenco un poco inclinado y dejamos que entre un poco de agua, inmediatamente volcamos. Después tapamos el recipiente y esperamos tres minutos. Nos quedarán unos huevos perfectos.

Espero que estos consejos os sirvan para trabajar mejor con huevos y evitar tener que desecharlos por no haberlos cocinado bien. Y si queréis ver más consejos como éstos, sólo tenéis que daros una vuelta por nuestra sección de trucos para ahorrar.

Por cierto, Sonia, una seguidora de Ahorradoras nos ha contado que está encantada con éste cuece huevos Aicok y por lo que he podido ver las opiniones son buenísimas ¿lo habéis probado?

Publicidad
Comparte el ahorro: