Recetas con castañas: marrón glacé

El otoño es un buen momento para comer castañas porque es uno de los frutos secos que aporta mayores propiedades para el cuerpo. Y es que a finales del mes de octubre y principios de noviembre, con la llegada de la fiesta de Todos los Santos y la Castañada, la castaña vuelve a aparecer para comerla o bien sola o acompañando a múltiples platos. Si tienes un poco de imaginación, se pueden realizar castañas de diferentes maneras en recetas muy apetecibles.

publicidad

marron glace

Hoy os damos la receta del marrón glacé, con la castaña como protagonista. ¿La has hecho alguna vez? ¿Qué te parece? El marrón glacé es lo mismo que las castañas glaseadas, y su origen procede de otros países, como Francia, donde las encontramos en pastelerías y centros comerciales y es tradición regalarlas o tomarlas en casa tranquilamente.

Para la receta necesitaremos:

publicidad

  • castañas
  • azúcar
  • agua
  • vaina de vainilla

Cómo hacer marrón glacé?

  1. Se pelan las castañas
  2. Se llevan al fuego para que hiervan y las confitaremos a fuego lento (las dejaremos cocer sobre una media hora aproximadamente) . Es importante que se cuezan bien para que no se rompan y se deshagan, de manera que las vigilaremos constantemente.
  3. Inmediatamente o a la par, en otra olla coceremos agua, azúcar y una vaina de vainilla.
  4. Después procederemos a confitar las castañas con la mezcla de la olla de la vainilla.
  5. Las dejaremos enfriar
  6. Pasadas unas horas (casi todo el día) procederemos a glasear las castañas. Para ello, herviremos las castañas de nuevo y también la mezcla resultado de la vainilla, introduciremos de nuevo las castañas en esta mezclar para acabar de glasearlas.

El resultado debe ser crujiente como una golosina que se suele tomar sola, o bien para adornar pasteles y otros dulces. Podemos guardar las castañas en un recipiente cerrado en un lugar fresco para ir comiendo cuando nos apetezca.

Habéis hecho alguna vez marrón glacé? Os animáis a hacer esta receta?