Recetas con castañas: sopa de castañas

Los grandes chefs suelen tener esta receta en sus libros de cocina. Podemos hacer sopas de casi todo, y en invierno no hay nada mejor que una sopa bien caliente de castañas para entrar en calor y alimentarnos correctamente. Las castañas tienen todas aquellas vitaminas que necesitamos para reponer fuerzas en épocas de frío como ésta. Te damos una sencilla receta de sopa de castañas para que la elabores en casa.

publicidad

sopa de castañas

Cómo hacer sopa de castañas:

publicidad

Cogeremos las castañas, un poco de leche, mantequilla, pan, cebolla, sal, una pizca de pimienta, oliva, ajo picado y agua. Empezaremos con pelar un poco las castañas, y las dejaremos luego cocer durante bastante tiempo. Las castañas suelen ser frutos muy duros, por lo que en casi todas las recetas las deberemos cocer prácticamente una hora para que estén más blandas.

Posteriormente, les sacaremos del todo la piel, es mejor sacarla después de cocer, aunque se puede hacer antes, porque será mucho más fácil y rápido. Después, trituraremos las castañas con la batidora mientras añadimos leche, agua y sal. También podemos añadir posteriormente pan y la cebolla troceada, así se mezclará todo junto. También podemos cocer en una sartén a parte el ajo y la leche con aceite y añadirlo posteriormente a toda la mezcla.

Seguidamente, pondremos toda la mezcla resultante a hervir nuevamente con agua para que resulte más líquida. Ya podemos servir la sopa con una pizca de perejil o albahaca, sal gorda y trozos de castañas crudas para darle más sabor. La ventaja es que la podemos tomar de aperitivo, como plato único si la hacemos más consistente y como primero pero sin llenar demasiado.