¿Conoces el efecto Diderot?

publicidad

banner_blackfridaycecotec

Seguro que nunca habías oído hablar de él (yo lo acabo de descubrir) pero ahora cuando te lo explique con algunos ejemplos seguro que te resulta “demasiado” familiar ;). Y es que muchas veces nos vemos envueltos por el efecto Diderot casi sin darnos cuenta.

En este vídeo Mapi nos hablaba del Efecto Diderot. Puedes verlo o seguir leyendo más abajo, lo que te resulte más cómodo :-).

El efecto Diderot y la bata de casa

efecto diderotVia

publicidad

La historia del filósofo francés Denis Diderot es muy graciosa, todo comienza porque un día cambia de bata de casa, de repente se da cuenta de que la bata de casa tiene mucho más estilo que algunos muebles del hogar y que parecían anticuados… al final entre toda la familia deciden cambiar los muebles para que tuvieran el estilo de la bata y casi sin darse cuenta se ven envueltos en mitad de una vorágine de gastos incontrolables y muy por encima de sus necesidades… a eso se le llama efecto Diderot.

publicidad

Seguro que con otros ejemplos más cotidianos te has podido sentir identificada, a mi me pasó con un sofá, lo cambias y te das cuenta de que el mueble no pega… hasta que dices BASTA porque si no terminas cambiando todos los muebles de la casa a pesar de que están nuevos :).

¿Te sientes identificada con el efecto Diderot? Si lo has “sufrido” cuéntanos tu experiencia para que veamos entre todas más ejemplos del efecto Diderot.

Por cierto, si quieres ampliar información sobre este concepto te recomiendo el libro “El gasto americano: ¿por qué queremos lo que no es necesario?” de Juliet B.Schor, está en inglés pero si te animas a practicar este idioma te explica muy bien algunos conceptos muy prácticos sobre el efecto Diderot.

Esto está relacionado con los gastos hormiga, que Mapi nos explicó en un post que rescato por si estás interesada en leerlo.

¿Qué sueles hacer para ahorrar dinero en casa? ¿Eres de las que se deja llevar por el efecto Diderot o sabes bien cómo controlarte?

Comparte algunos trucos para no caer en este efecto de volverte loca y cambiar la decoración de tu casa por una bata 😉

 Fuente: Wikipedia