Ensalada de cogollos y tomates secos

publicidad

Entrada-Ensalada-de-cogollos-y-tomates-secos

Seguro que en esta época os va a venir “de perlas” esta nutritiva ensalada de cogollos y tomates secos por 3 motivos:

  • Porque una buena ensalada siempre es una forma perfecta (y económica) de empezar una comida navideña.
  • Porque en dos días vamos a estar empachad@s de tanta comida y vamos a tener que recurrir a este tipo de platos.
  • Porque se nos va a ir “la línea” y hay que recuperarla…jajaja.

Bueno, sea cual sea el motivo con el que os identifiquéis, aquí os cuento los ingredientes y la forma tan sencilla de hacerla.

Tiempo de preparación: 6 minutos
Coste para 2 personas: 1,25€

Ingredientes para 2 personas:

  • 4 cogollos de lechuga.
  • 6-8 tomates secos (ver aqui un video-tip de cómo rehidratarlos).
  • 1-2 cuch. pequeña de alcaparras.
  • 1 cebolla fresca.
  • 2-3 cuch. soperas de zanahoria en tiras (de bote).
  • Picos, palitos, etc. para acompañar.

Para el aliño:

  • 3 cuch. soperas de aceto balsámico de Módena.
  • 6-7 cuch. soperas de aeite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta (al gusto).

Preparación:

publicidad

  1. Lava y escurre bien los cogollos. Corta por la mitad y coloca sobre una fuente o plato.
  2. Lava y corta (a lo largo) la cebolla fresca y disponla junto con los cogollos.
  3. Escurre las 2 cuch. soperas de zanahoria y las alcaparras y coloca también en la fuente.
  4. Corta a trozos los tomates secos rehidratados y distribuye (armoniosamente) sobre la ensalada.
  5. En un bol, prepara el aliño: Pon los ingredientes, emulsiona ligeramente y rocía con él la ensalada.
  6. Sirve acompañada de unos picos, palitos, etc.

Entrada Ensalada de cogollos y tomates secos

Consejos/sugerencias:

  • Los tomates secos, también los puedes encontrar rehidratados en aceite, listos para consumir. Opta por lo que te vaya mejor.
  • También puedes usar tomates cherry, que son muy ricos y decorativos.
  • La cantidad de cogollos, va a gusto del consumidor, pero yo he estimado que dos es suficiente.
  • Para que en los cogollos no te quede restos de agua (después de lavarlos) utiliza – si tienes-  una centrifugadora de lechugas, si no, seca con papel de cocina.

¿A qué es sencilla, rápida y fácil? Pues el toque especial y diferente lo tiene – sobre todo – en el tipo de tomate que utilizamos. Espero que la hagáis y os guste.

Como siempre, gracias por llegar hasta aquí.
En esta ocasión, además, os quiero desear Feliz Año a tod@s y nos “vemos” en la próxima receta.

Si queréis ver más recetas, tan sencillas, rápidas, baratas y vistosas como ésta, os invito a visitar mi web:

www.platosplisplas.com.

publicidad