Quitar manchas de humedad en muebles

¿Cuántas veces has intentado quitar las manchas de humedad en muebles sin un buen resultado? El otro día, nuestra amiga y seguidora Kassandra nos preguntaba por este tema así que hoy te mostramos algunos trucos que puedes hacer tú misma para eliminar los posibles desperfectos ocasionados en tu mobiliario por culpa de la humedad.

publicidad

Eliminar la mancha

  • Bicarbonato y dentífrico. Una de las formas para eliminar las manchas es echar en un trapo un poco de bicarbonato y pasta de dientes. Frota con cuidado y repite varias veces en caso de no eliminarse a la primera.

Quitar manchas de humedad en madera

Vía

publicidad

  • Cloro. Con ayuda de un cepillo aplica un poco de cloro sobre la mancha y espera que actúe durante un par de horas. Aclara el cloro con una esponja enjuagada y aplica barniz cuando esté completamente seco.
  • Ventilar y tratar. Cuando tenemos muebles diariamente en contacto con humedad, como por ejemplo el mobiliario del aseo, lo primero que debemos intentar hacer es ventilarlo. Después, debemos tratar el mueble con un barniz o aceite especial para protegerlo de esta humedad constante.
  • Lijar y barnizar. En el caso de que la humedad haya derivado en moho, lo más recomendable para eliminarla es lijar esa zona y volver a barnizarla. Con este último paso, no sólo le devolverás el brillo que habrás quitado tras lijarlo sino que además la mantendrás protegida.

Quitar manchas de humedad en madera

Vía

Absorber humedad

  • Arroz. ¿Alguna vez habías oído eso de que si se te moja el móvil lo tienes que meter en arroz? Pues en el caso de la humedad de los muebles también se utiliza este ingrediente culinario. Puedes aplicarlo directamente donde esté la mancha o meterlo dentro de una bolsa e introducirlo dentro del mueble en el caso de que la humedad sea interna. 
  • Tiza. Con ayuda de un rallador, raspa un poco de tiza y viértelo sobre la mancha. Déjalo actuar durante mínimo una hora para que absorba la humedad y la elimine. Retira el polvo de la tiza cuidadosamente con un cepillo. 

Si te ha interesado este artículo, recuerda que ya te explicamos cómo hacer un abrillantador de madera casero.