Cómo elegir una funda nórdica

Hace unos días, Ana, una seguidora de Ahorradoras,  nos pedía consejo sobre cómo elegir una funda nórdica. Así que hemos decidido hacer un post con algunos consejos prácticos.

Como elegir una funda nórdica

Como elegir una funda nórdica

El gramaje: Esto es importante a la hora de elegir una funda nórdica. El gramaje lo que hace es medir el calor que nos va a generar. Cuanto más gramaje, más calentita estarás en la cama. Para climas fríos y húmedos se aconseja un gramaje superior a 200 gramos por metro cuadrado y en los suaves es suficiente con unos 100 gramos por metro cuadrado.

Reversible: Otra opción es elegir nórdicos reversibles que te van a permitir una versión para el verano y otra para el invierno. Puedes darle la vuelta y parece que estrenas uno cada temporada 😉

publicidad

Los colores: Esto es muy importante, elige un color que te vaya con el resto del dormitorio, con las cortinas… porque piensa que la cama es una parte esencial del dormitorio y suele destacar bastante.

publicidad

El relleno de la funda nórdica: Si el clima no es muy frío, con un 30% o 40% de plumón tendrás mas que suficiente. Tienes que distinguir entre el duvet que es la parte extraída del abdomen y la del pecho de la oca o pato.

Fibra o microfibra: Puedes optar por este tipo de materiales sintéticos, que imitan al plumón. Se pueden lavar en la lavadora y los pueden utilizar las personas alérgicas. Para los ambientes más fríos pueden superar los 250 gramos por metro cuadrado y para ambientes cálidos son de 150 gramos por metro cuadrado.

Por cierto, aquí tienes un vídeo sobre como colocar fácilmente la funda nórdica:

Te dejo 6 ideas para redecorar el dormitorio sin gastarte mucho dinero. Si estás pensando en darle una vuelta a la decoración, te vendrán muy bien estos consejos que ha recogido Elena.