¿Te atreves a cocinar con té?

El tiene numerosas propiedades para nuestro organismo; es un potente antioxidante. Así que he decidido buscar algunas recetas por si te animas a incorporarlo a tu dieta.

publicidad

¿Te atreves a cocinar con té?

¿Te atreves a cocinar con té?

Salsa de té negro y naranja: Necesitas una base de miel y de zumo de naranja. Ponlo a reducir en el fuego. Añade un chorro de infusión de té negro para contrarrestar el dulzor de los dos primeros alimentos. Puedes utilizarla para acompañar cerdo o pato.

Compota de frutas de temporada y té negro: Para esta compota necesitas:

  • 1 kg de fruta de temporada, la que tú elijas
  • 1 litro de té negro
  • Azúcar u otro endulzante como Stevia

Elige la fruta de temporada, más que nada porque será la más barata. Por ejemplo, puedes escoger unos melocotones, ciruelas, manzanas… Corta en cuartos y quita los huesos que puedan llevar. Cubre con té negro que tendrás previamente preparado. Lleva a ebullición esta mezcla. Y cuando lo haga, deja unos minutos a fuego lento. Añade el azúcar o el edulcorante que has elegido. Y cuando esté frío puedes disfrutarlo.

¿Te atreves a cocinar con té?

publicidad

Almíbar con Earl Grey: El té Earl Grey aporta un toque amargo a tu almíbar así que puede ser una buena combinación. Prepara un almíbar y añade hebrás de té Earl Grey, por lo que he leído, una cucharada de té por cada taza de almíbar. Deja que reposa unos minutos. Cuela y acompaña de postres, de frutas o de lo que quieras.

Salsa de té verde: ¿Te animas a preparar una salsa de té verde para tu plato de pasta? Te cuento los ingredientes que necesitas:

  • 2 cucharadas de hojas de té verde
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Salsa de soja
  • Zumo de un limón
  • Sal
  • Pimienta

Lo primero que hay que hacer es calentar a fuego lento el aceite de oliva junto a las hojas de té verde. Una vez que empieces a oler apaga el fuego y reserva.

Pica la cebolla y el ajo. Y ponlos en el vaso de la batidora junto con la salsa de soja, el zumo de limón y el té verde con el aceite que habías reservado. Bate hasta obtener una salsa cremosa. Incorpora sal y pimienta. Y añade a la pasta que previamente has preparado. ¿Qué te parece?

¿Te atreves a cocinar con té?

Si quieres ahorrar aprovechando los restos de fruta, te invito a que entres en el post para que te lleves buenas ideas a casa.

Fuente: Innatia / Consumer