Noticias|Recetas fáciles

¿Te atreves a cocinar con té?

El tiene numerosas propiedades para nuestro organismo; es un potente antioxidante. Así que he decidido buscar algunas recetas por si te animas a incorporarlo a tu dieta.

¿Te atreves a cocinar con té?

publicidad

¿Te atreves a cocinar con té?

Salsa de té negro y naranja: Necesitas una base de miel y de zumo de naranja. Ponlo a reducir en el fuego. Añade un chorro de infusión de té negro para contrarrestar el dulzor de los dos primeros alimentos. Puedes utilizarla para acompañar cerdo o pato.

Compota de frutas de temporada y té negro: Para esta compota necesitas:

publicidad

  • 1 kg de fruta de temporada, la que tú elijas
  • 1 litro de té negro
  • Azúcar u otro endulzante como Stevia

Elige la fruta de temporada, más que nada porque será la más barata. Por ejemplo, puedes escoger unos melocotones, ciruelas, manzanas… Corta en cuartos y quita los huesos que puedan llevar. Cubre con té negro que tendrás previamente preparado. Lleva a ebullición esta mezcla. Y cuando lo haga, deja unos minutos a fuego lento. Añade el azúcar o el edulcorante que has elegido. Y cuando esté frío puedes disfrutarlo.

¿Te atreves a cocinar con té?

publicidad

Almíbar con Earl Grey: El té Earl Grey aporta un toque amargo a tu almíbar así que puede ser una buena combinación. Prepara un almíbar y añade hebrás de té Earl Grey, por lo que he leído, una cucharada de té por cada taza de almíbar. Deja que reposa unos minutos. Cuela y acompaña de postres, de frutas o de lo que quieras.

Salsa de té verde: ¿Te animas a preparar una salsa de té verde para tu plato de pasta? Te cuento los ingredientes que necesitas:

  • 2 cucharadas de hojas de té verde
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Salsa de soja
  • Zumo de un limón
  • Sal
  • Pimienta

Lo primero que hay que hacer es calentar a fuego lento el aceite de oliva junto a las hojas de té verde. Una vez que empieces a oler apaga el fuego y reserva.

Pica la cebolla y el ajo. Y ponlos en el vaso de la batidora junto con la salsa de soja, el zumo de limón y el té verde con el aceite que habías reservado. Bate hasta obtener una salsa cremosa. Incorpora sal y pimienta. Y añade a la pasta que previamente has preparado. ¿Qué te parece?

¿Te atreves a cocinar con té?

Si quieres ahorrar aprovechando los restos de fruta, te invito a que entres en el post para que te lleves buenas ideas a casa.

Fuente: Innatia / Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para enviar el comentario debes marcar la casilla aceptando las condiciones: en cumplimiento con la ley RGPD cuando envías un comentario se recopila tu id y tu email con la finalidad de poder moderar eficientemente los comentarios y evitar cualquier acción que altere el buen ambiente de nuestra comunidad.

El sistema guarda en una cookie esa información, de esta forma no tendrás que introducir de nuevo tus datos si quieres dejar un nuevo comentario.

Puedes consultar nuestra política de cookies y la política de privacidad.