Guía para comprar por Internet de forma segura

Publicidad

Hoy en día el trabajo y la familia no nos dejan tiempo de ir a las tiendas a hacer la mayoría de las compras y a menudo echamos mano de Internet para realizar las compras.

Cada día son más las cosas que compramos en un solo click. Entradas de cine o espectáculos, billetes de avión, electrónica, comida… Recordad que en Ahorradoras tenemos muchos descuentos que os pueden ser útiles.

Pero si aun sois un poco reticentes a comprar a través de un dispositivo electrónico os vendrá bien echarle un vistazo a esta guía práctica que nos da unas pautas para que no nos llevemos sustos al realizar los pagos por Internet.

Trata temas tan interesantes como las medidas de seguridad básicas, las contraseñas seguras, las diferentes formas de pago o las reclamaciones.

Podéis descargarla en formato PDF y guardarla en vuestro PC desde este enlace.

Publicidad

La guía termina con 10 consejos para realizar compras por Internet

  1. Realizar las compras en páginas que nos inspiren confianza.
  2. Asegurarse de que en la web aparece identificado el responsable de la tienda online y su ubicación. 
  3. Comprobar que la tienda online es segura y proporciona toda la información necesaria
    sobre consumo y tratamiento de datos personales.
  4. Al hacer el pago, utilizar una tarjeta de uso exclusivo para realizar pagos online.
  5. Desconfiar de las ofertas demasiado atractivas, ya que podría ser una web fraudulenta.
  6. Comprobar que los dispositivos están configurados correctamente y la conexión a
    Internet es segura antes de proporcionar los datos personales o los datos de pago.
  7. Nunca enviar dinero en efectivo para completar una compra. 
  8. Recordar que los comercios con sellos de confianza ofrecen mayores garantías.
  9. Se puede desistir de una compra o contrato sin tener que dar explicaciones en los 14 días posteriores.
  10. Al desistir o hacer uso de la garantía, eso no debe tener coste alguno, y eso incluye los
    gastos de envío.

Por último, os recomiendo que leáis este post en el que os cuento cómo reclamé en una famosa tienda de moda después de que una camisa se estropease en el primer lavado.

¡Feliz ahorro 🙂 !

Publicidad
Comparte el ahorro: