Reto minimalista Ahorradoras

Publicidad

Corazón, muchas veces te he hablado de trucos para ser felices, de minimizar toda clase de pensamientos que no nos llevan donde queremos llegar y sentimientos que impiden que sintamos cosas bonitas. Últimamente me he rodeado de eso, de cosas bonitas, de gente bonita como sóis vosotras. No solo porque vengan a mi si no porque salgo a buscarlas y hago que sucedan. Todos tenemos el poder de crearlas (si quieres hablaremos de eso en otro post).

Algo en lo que me he iniciado, maravilloso, sin coste (ea!) y que ha influido mucho en mi vida es el minimalismo. Por eso, hoy vengo a proponerte un reto que ya tenía en mente de hace tiempo pero que; por un lado, primero quería probar para después poder hablarte a partir de mi propia experiencia y, por otro, porque creo que cualquier mes es ideal para poner todo patas arriba, sacar el polvo a las cosas (materiales o no), sacarle brillo a lo positivo, hacer limpieza general (no pienses solo en limpiar la casa, vamos a ir un poco más allá).

En definitiva, para eliminar de nuestra vida lo supérfluo y preparar bien el terreno para una nueva etapa, un cambio de año, … para atraer energía positiva, felicidad y prosperidad. ¿Promete, no? ¿Quien va a decir que no a un reto que no cuesta dinero y que además nos va a proporcionar todo esto? Es más, lo haremos en compañía porque vamos a compartir nuestros avances en redes, cada día, apoyándonos unas a otras. Así que, ten muy presente el hastag #ahorradorasminimalismo para usarlo en tus publicaciones en redes sociales, así vamos todas de la mano.

calendario adviento gratis

En mi caso personal, la vida minimalista no solo me ha ayudado a que todo esté más ordenado si no que ha hecho que afronte las situaciones de forma distinta. Ha supuesto un cambio en mi mentalidad, en la forma de sentir y hacer mías (justamente, no hacerlas mías) las cosas que suceden ahí fuera y que no dependen de nosotras. Quizá haya influido la edad, puede ser.

Este año he cumplido 35 (Actualizo: el 30/9 cumplo ya 38 así que ¡mira si llevo tiempo en esto!) y me siento en una época muy especial pero estoy segura de que ha sido la suma de todo, o una cosa ha llevado a la otra (bueno, que seas minimalista no hace que cumplas 35…jajaja). En cualquier caso, te recomiendo fervientemente que, cuanto menos, leas mi experiencia y los consejos que hoy te traigo. Luego, si los pones en práctica o no, ya es cosa tuya, pero te recomiendo lo hagas. Ya me contarás ;-).

La primera vez que hablamos de minimalismo en nuestra web y, en concreto del reto minimalista, fue un Diciembre es el mes en que tradicionalmente hacemos uso del calendario de adviento así que creamos un calendario de adviento particular. Vale, no tiene chocolatina pero está lleno de buenos propósitos a realizar desde el 1 al 25 de Diciembre. 25 días que íbamos de la mano preparando un año nuevo fabuloso. Pero como este reto es válido para cualquier mes o momento del año… ¡lo importante es empezar!

Los últimos días del mes vamos los dejamos para que florezca todo lo que hemos sembrado durante el mes y para disfrutarlos con lo más grande: la familia, nuestros amigos y nosotras. Te voy a proponer distintos desafíos pero cada una puede adaptarlos a sus necesidades o sustituirlos por otros si ya tiene “el tema” del día controlado.

Te he dejado el calendario que puedes descargar o imprimir gratis en tu perfil del Club Ahorradoras. Sólo tienes que clicar sobre el que quieras “Reto Minimalista 1” y “Reto Minimalista 2”. Y a continuación, te resumo cuál será el propósito compartido de cada día. Te he dejado también la plantilla en blanco por si quieres ir a tu aire. ¡Imprime ahora la que quieras y vete preparando!

Aunque el reto estaba diseñado para Diciembre, la realidad es que era un poco apurado, tocaba ir demasiado deprisa lo cual lejos de relajarnos tal vez las tareas de algunos días podían llegar a estresarnos. Así que ahora tienes la oportunidad de adecuar el reto según tus necesidades y para preparar el año nuevo con más antelación y más desahogo. Haz los cambios que consideres y ¡A por ello! Clica aquí para registrarte gratis y disponer de imprimible para el reto completo.

calendario adviento gratis

Ahí vamos con el reto común de cada día.

Publicidad
  1. Revisa tus cuentas. Date de baja de suscripciones que no aprovechas. Negocia cambios de tarifas e intenta rebajar tus gastos. Esto te permitirá enfocarte en ahorrar un pellizquito más. Aquí tienes info sobre cómo hacerlo.
  2. Empezamos el destrasteo: separa cosas rotas, desparejadas, que te vienen grandes/pequeñas, que no usas, que son un “dondelopongo” clasifícalo en 3 cajas: tirar, vender o donar. Cuanto más espacio tengas, menos que limpiar.
  3. Destrasteo II: seguimos, un poquito cada día es suficiente pero no lo dejes a mitad. Artículos caducados, cosméticos que no usarás, medicamentos, documentos, revistas, libros, películas, juegos de café, toallas y sábanas estropeadas.
  4. Destrasteo III: la bolsa de tirar, ¡ a la basura!, la de donar, ¡llévala hoy a una ong, biblioteca, familia necesitada…! La de vender, haz las mejores fotos y anúncialas. Aquí te dejamos algunos ejemplos. Seguro que te sacas un dinero extra y haces feliz a alguien. Hacemos este reto a primeros de mes para que mientras seguimos con el resto de retos, estos anuncios ya vayan haciendo su efecto. No olvides tomar nota de todo el dinero que recuperas
  5. Ordena tu pc y tu movil. Elimina archivos, apps, clasifica fotos, vídeos y demás. ¡A mi esto me da una claridad mental impresionante! No te olvides del escritorio (el del pc y el de la mesa).
  6. Desactiva notificaciones. Que la tecnología te sirva a ti y no al revés. Si tienes un blog ya es otro cantar pero seguro que te ayuda también hacerlo algunas horas. (después del día 25 te he dejado consejos que te valdrán también para hoy).
  7. Día sin quejas. ¿Fácil? Propóntelo y ya veremos….. Hay un reto de 7 días sin quejarse pero por ahora lo dejamos en un día.
  8. Día de gratitud. Da las gracias, sonríe, contagia de energía positiva el mundo. Es un espejo, lo que das, te dan (en teoría) pero seguro que si no das, no te dan ;-).
  9. Mindfulness. Trabaja tu consciencia, vive el momento. Solo el ahora. Esto lleva un proceso de aprendizaje pero cuando lo pruebes no habrá vuelta atrás.  Atención plena.
  10. Deja ir. Si algo no depende de ti, siente cómo pasa por delante tuyo y no se queda. Es inútil que lo sufras, que te preocupe, déjalo ir, déjalo pasar. El tiempo lo pone todo en su lugar.
  11. Cultiva la paciencia. Una amiga me dijo que el tiempo de Dios es perfecto. Seamos o no religiosos me doy cuenta de que siempre he querido ir muy rápido. Cuando empiezas a cultivar la paciencia, bajar el ritmo, saborear cada momento, la percepción de la vida cambia completamente y la del tiempo, pues parece que no pasa tan deprisa. Prueba a recalibrar tu reloj interno.
  12. Practica la regla del 80-20 (Ley de Pareto), el 20% de las cosas que haces produce el 80% de los resultados. Profundiza en esta regla porque guarda mucha sabiduría. Separarás el grano de la paja y te quedarás con lo que realmente te aporta (personas, sentimientos, objetos, … ¡todo!). El tiempo es limitado, cuidémoslo mucho. Haz menos cosas.
  13. Di no si quieres decir no. Guárdate respeto porque eres lo más sagrado.
  14. Perdona. A los demás pero a tí primera. Cuántas  veces cargamos con culpa que ni siquiera es nuestra y nos martirizamos. ¡Perdónate y te liberarás!
  15. Medita. Como quieras, cuando quieras, con o sin ayuda, apps, vídeos. Disfruta del silencio y de conectar contigo misma. Dicen que a primera hora de la mañana es lo ideal. Conecta contigo antes de conectar con el mundo. De eso he pecado que ni te imaginas. Siente la naturaleza, ¡disfrútala!
  16. Visualiza. ¡Tiene un poder impresionante! Pregúntate, ¿dónde quiero estar dentro de 1 año, 3, 5…? Y, ¿qué tengo que hacer para conseguirlo? Trázate un plan y ve a por ello. Ponle ganas, esfuerzo y motivación y siempre, siempre p¡ alante. A mi me ayudan los mapas mentales. Imagínate consiguiendo lo que quieres, ya estás mucho más cerca que si te rindes y no te mueves.
  17. No te maquilles, ni te pintes las uñas. Deja que tu piel respire y descansa unos días sin tener que estar pendiente de todo el proceso. Reduce tus productos de limpieza. Uno de cada cosa, nada de dos por si acaso.
  18. Come sano y platos fáciles de cocinar.
  19. Compra selectiva. Sin tentaciones, caprichos, chucherías, compras por impulso. Deja la lista de gastos hormiga a O (o casi).
  20. Reutiliza: agua mientras se calienta la ducha, cepillos de dientes para limpiar… no compres otro producto específico.
  21. Cultívate:Lee, escucha podcast que te ayuden a crecer como personal o profesionalmente. Se muy selectiva con lo que ves en la tele.
  22. Elimina contactos, haz unfollow y clasifica los blogs y gente que sigues. Date de baja de spam, ¡gran alivio! Aligera tu bandeja de entrada.
  23. Tacha objetivos u obligaciones que en el fondo sabes que no vas a cumplir, no pasa nada. Sentirás un gran alivio cuando te deshagas del lastre.
  24. Organiza tu tiempo en base a tus prioridades. Papel y boli o mediante app. Así serás capaz de sacar tiempo para lo que realmente importa en tu día, en tu vida. Asigna unas horas a la semana para cuidarte, para mimarte.
  25. Deja el móvil en momentos sagrados: horas de comer, de dormir, de disfrutar de tus hijos. Y un día a la semana, desconecta. Sobre todo hoy, que es Navidad.

Este último punto me cuesta horrores así que para ayudarnos en esta labor te dejo unos cuantos consejos que leí en Trecebits y considero muy prácticos.

– Lunes: Deja de seguir a amigos que realmente no lo son, desuscríbete de newsletters que no te interesen y borra las apps que no uses.

– Martes: Desactiva las notificaciones “push”.

Miércoles: Resístete. Que mirar el móvil no sea lo primero que hagas al levantarte por la mañana.

– Jueves: Pon el móvil a cargar fuera de la habitación y no mires el teléfono hasta una hora después de haberte levantado.

– Viernes: Sal a cenar y deja el móvil en casa.

– Sábado: Pasa el día sin mirar ni publicar en las redes sociales.

– Domingo: Apaga el móvil durante todo el día.

Espero tus comentarios, tus avances. Recuerda que iremos todas juntas con el reto y para seguirlo más fácilmente debemos usar el hastag #ahorradorasminimalismo.

Sería interesante que cuando compartas con tus amigos o seguidores les invites a participar en este divertido reto. Ya sabes que haciéndose miembros del club, entre otras ventajas, podrán participar en retos como este, en campañas de probadoras, ahorrar con descuentos y mucho más. Si les invitas desde tu enlace (lo tienes en tu perfil) y se registran, acumulas más posibilidades para ser escogida en las campañas de probadoras.

¡¡Gracias por ser parte de nuestro club Ahorradoras!!

Publicidad
Comparte el ahorro: