Cómo crear un tarro de la gratitud

Desde luego cuando hablamos de gestionar nuestras emociones uno de los elementos más recurrentes son los frascos que tenemos en casa y utilizamos en nuestro día a día. Si hace unas semanas os hablábamos de cómo hacer un frasco de la calma para los peques hoy os quiero contar para qué sirve y cómo hacer un tarro de la gratitud.

Sin título

Lo primero es contaros en qué consiste porque me parece una idea buenísima. Se trata de algo tan simple como escribir todos los días por qué cosas damos gracias en un papelito y guardarlo en un tarro. Cuando tenemos un mal día, de esos en que vemos todo negro, solo hay que echar un ojo al nuestro tarro y leer todas las cosas que hemos escrito y nos ayudará a ver las cosas de una forma mucho más positiva.

En este mundo tan acelerado que vivimos en el que muchas veces nos cuesta pararnos a disfrutar de lo que tenemos me parece una buenísima idea para ayudarnos a superar los momentos difíciles.

Lo ideal es empezar a hacerlo ahora en Enero e ir añadiendo a lo largo del año todos los papelitos con las cosas buenas escritas y así, al acabar el año podremos recordar todas esas cosas buenas que nos han pasado.

publicidad

¿Y cómo hacer un tarro de la gratitud?

Pues es muy sencillo, realmente solo necesitamos un poco de ilusión y algunas cosas que tengamos por casa. Os cuento cómo hemos hecho en Ahorradoras nuestro tarro de la gratitud.

publicidad

Sin título2

Necesitamos:

  • Un tarro vacío y limpio
  • Pegatinas
  • Una cinta
  • Una etiqueta

Simplemente tenemos que decorar el tarro utilizando nuestra creatividad para que quede bonito. Pegamos en el frontal una pegatina en la que indicaremos “Tarro de la gratitud” y una etiqueta enrollada con una cinta con el año en el que estamos. Aquí os dejo este vídeo para que veáis cómo queda:

Podéis hacerlo de muchas más formas, lo importante es que utilicéis vuestra imaginación. Una vez que tengamos hecho nuestro tarro de la gratitud solo tenemos que escribir en un papel las cosas que agradecemos de nuestro día a día e introducirlas en el tarro.

Sin título4

Yo ya tengo el mío y me parece una forma buenísima de darnos cuenta de las cosas bonitas que nos pasan cada día y que muchas veces pasan desapercibidas.

Espero que os haya gustado nuestro tarro de la gratitud y ya os imaginaréis que estamos deseando ver vuestros tarros 😉

Por cierto, como de frascos va la cosa, aquí os dejos estas 5 ideas para reciclar los tarros de cristal.