6 conceptos básicos sobre finanzas personales

Publicidad

En Ahorradoras nos hemos propuesto acercaros lo máximo posible al mundo de las finanzas (aunque sean nivel “andar por casa”) para que todos sepáis administrar de la mejor manera posible vuestro dinero.

Antes de seguir, os animo a que leáis una serie de post que os vendrán genial para ir familiarizándoos con conceptos que vais a empezar a escuchar mucho por aquí:

Y ahora os quiero dejar unos conceptos básicos sobre educación financiera que creo que todos deberíamos haber aprendido en el colegio pero que por desgracias sigue siendo nuestra asignatura pendiente y después de estar muchos años estudiando salimos a la vida real sin saber, por ejemplo, qué es el euribor.

Publicidad

Conceptos básicos sobre finanzas personales

  1. Hipoteca. Préstamo bancario que nos concede un banco para afrontar el pago de una vivienda. Quien la solicita está obligado a devolver el importe prestado (normalmente mes a mes) más los intereses que nos cobren por habernos dejado el dinero y los gastos derivados de la tramitación. Los plazos de tiempo se pactan entre las dos partes. Antes de concedernos una hipoteca, el banco calcula cual es nuestra capacidad de endeudamiento, es decir, la deuda a la que vamos a poder hacer frente.
  2. Transferencia bancaria. Operación que consiste en mover dinero entre dos cuentas de manera segura. Para ello, el titular de una cuenta da la orden al banco de transferir una cantidad de dinero a otra cuenta. Lo podemos hacer de manera puntual o se puede fijar una fecha para que este movimiento se haga una vez al mes, por ejemplo para hacer frente al pago del alquiler. Esta acción puede generar comisiones. 
  3. Euribor. Es lo que le cuesta a un banco que otra entidad financiera le preste dinero. Este índice esta formado por 44 bancos europeos sin incluir los de Inglaterra, ya que ellos tiene el suyo propio , llamado Libor. De los bancos españoles, incluyen el BBVA, el Banco Santander, Caixabank y la Confederación de Cajas de Ahorros. Es el acrónimo de Euro Interbank Offered Rate y existe desde que se introdujo el euro en Europa en 1.999. Hoy en día, la mayoría de las hipotecas variables están referenciadas a este índice, normalmente a 1 año. La hipoteca se revisa cada año en función de la variación que haya sufrido el Euribor. Si sube tendremos que pagar más y si baja se nos abaratará.
  4. Tarjeta de crédito y de débito. Puede que alguna vez os hayáis preguntado en que se diferencias estas dos tarjetas. Si hacemos un pago con una tarjeta de débito se nos cargará el importe directamente en nuestra cuenta corriente y podremos usarla mientras tengamos dinero. En cambio, la tarjeta de crédito nos permite hacer pagos aunque no tengamos dinero y nos generará una deuda con el banco porque podremos aplazar los pagos. Por lo tanto es una enemiga para el ahorro porque cada vez que el banco nos “presta” ese dinero nos cobra unos intereses que tendremos que sumar al importe prestado. 
  5. Aval. Un aval es un compromiso o contrato mediante el cual estamos respondiendo por un tercero en caso de que este no pueda hacer frente a un pago. Es muy común que al pedir un préstamo o una hipoteca nos pidan que alguien nos avale con sus bienes, una garantía de pago. Por otro lado el propio banco también nos puede avalar, por ejemplo ante un alquiler.
  6. Cheque. El cheque es un medio de pago que se sigue utilizando hoy en día aunque ya no es tan común porque se utilizan más las tarjetas de crédito o la banca online. Con este documento escrito estamos autorizando al banco a hacer un pago a un tercero con nuestro dinero.

¿Os apetece que os expliquemos más términos relacionados con las finanzas personales? Dejádnoslo en comentarios y nos pondremos manos a la obra.

Recordad que en la web de Ahorradoras hay infinidad de recursos para ahorrar y también os recomiendo el libro de Mapi “Ahorradoras: 101 trucos para ahorrar ¡Y vivir mejor que nunca!”.

¡Feliz ahorro 🙂 !

Publicidad
Comparte el ahorro: