9 Errores comunes que nos impiden ahorrar

Publicidad

Por Fátima R.

Cuidar cómo invertimos nuestro dinero es muy importante pero a veces circunstancias fortuitas nos impiden que, por un período de tiempo prolongado, consideremos las posibilidades de ahorrar. A continuación hablaremos y reflexionaremos sobre un tema muy recurrente en la actualidad:  los errores más comunes que cometemos cuando intentamos ahorrar.

Presta atención a las siguientes sugerencias, estoy segura te servirán de ayuda:

No saber qué hacer con el dinero

Independientemente si es mucho o poco lo que podamos ahorrar, te sugiero que tomes las precauciones necesarias cuando ahorres. El fruto que percibirás de este hábito será el resultado de lo que decidas hacer con tus ahorros.

Para ello, debes llevar un estricto control del dinero que recibes mensualmente ya que la desorganización lo que genera es caos y no podemos controlar nuestros gastos, nuestras ganancias y lo que poco a poco podamos destinar al ahorro. Nada como este post clave que Mapi compartió con nosotros para aprender a llevar el control de nuestra economía doméstica.

Si lo hacemos de esta manera nos evitaríamos cometer el error de no cumplir nuestra meta al finalizar el mes la cual es contar con un fondo de ahorro.

Invertir nuestro dinero en negocios que no generen ganancias significativas

Decidir en qué invertir nuestro dinero es de vital importancia cuando estemos ahorrando ya que si no lo hacemos de forma correcta podemos perder todo el dinero o no conseguiremos alcanzar las ganancias esperadas.

La meta cuando ahorramos es poner a trabajar el dinero para que nos genere ganancias en lugar de pérdidas. Por lo tanto es fundamental analizar bien lo que harás y planificar cuáles serán las estrategias más adecuadas para evitar que la inversión te ocasione pérdidas.

En otras palabras, no perder lo que con esfuerzo hemos logrado ahorrar. Para ello recuerda no cometer el error de pensar que no invertirás tus ahorros en determinado negocio porque lo puedes perder. El riesgo en este caso es necesario, de lo contrario tendrías que guardar tu dinero debajo de un colchón o en el banco sin que te genere ganancias significativas.

Lo importarte es arriesgarte e invertir tu dinero ahorrado a “paso lento y con buen pie”, como dice el refrán. Que no te deslumbres con una primera opción. Si no te sientes segura, piensa con cuidado y detalladamente qué harás con tus ahorros porque seguramente los mismos son fruto de tu sacrificio y por lo tanto debes pensar pausadamente y sin prisa dónde invertirlo.

Utilizar los ahorros para darnos un placer recurrentemente

Nuestros fondos de ahorro deben invertirse para que se reproduzcan, de lo contrario nunca podrás ahorrar lo suficiente como para mantener a flote las ganancias acumuladas. Es un error pensar ahorrar únicamente para viajar, comprar artículos o cubrir una emergencia ya que nunca recuperaremos el ahorro realizado.

Primero gastar y luego tratar de ahorrar

La meta es ahorrar para reproducir nuestro dinero. Por lo tanto, si gastas el dinero ahorrado nunca tendrás la posibilidad de beneficiarte a largo plazo del esfuerzo realizado. Recuerda, mucha veces manejamos mal nuestros ahorros porque emocionalmente tomamos decisiones poco acertadas y nos dejamos llevar por el poco control que tenemos de nuestros deseos materiales.

Publicidad

Debemos detenernos y pensar  antes de actuar precipitadamente ya que, como decía, nuestros ahorros han sido fruto de un esfuerzo de muchos meses y hasta de años de trabajo. No podemos alegremente gastarlos sin tomar en cuenta hasta qué punto nos beneficiará o no tal decisión. La estrategia es que controles tu dinero, no al revés. De lo contrario, seguirás pensando que es un error ahorrar.

Impedimento personal

Muchas veces limitamos nuestra posibilidad de ahorro porque nos hemos etiquetado con la frase “no sé ahorrar”. Este hecho parte de que no nos educaron para ahorrar y por lo tanto, las trabas impuestas por eventos aleatorios nos restringen nuestra iniciativa para que ahorremos.

Desechando este error involuntario, descubrirás la posibilidad de darle un rumbo diferente a tus finanzas personales. Siempre encontrarás un espacio dentro de tu presupuesto para destinar aunque sea una mínima parte de tus ingresos a tus ahorros. Comienza y verás que sí es factible.

No definir nuestras prioridades

Es importante tener claro el proyecto que deseas emprender. De lo contrario siempre andarás por aguas turbulentas. Fíjate un objetivo, un plan, sigue un método de ahorro o crea el tuyo propio.

Esperar encontrarnos en situaciones adversas para comenzar a ahorrar

La previsión es importante a la hora de enfrentarnos a un imprevisto, si éste surge, agradecerás haber empezado a ahorrar con antelación pues en el momento de la crisis te resultará sumamente más complicado. Si tomamos en serio esta afirmación, te auguro estabilidad y tranquilidad en tus planes y proyectos de vida siempre y cuando tengas presente que existen variables que determinarán si se cumple o no lo que buscas. Por supuesto, el futuro no lo podrás controlar pero siempre tendrás la opción de prevenir.

Esperar a tener experiencia para ahorrar

Existen muchas plataformas que te facilitarán la posibilidad de encontrar alternativas viables para ahorrar, ya sean post publicados en un blog, libros, foros, cursos presenciales o virtuales, entre otros; estos nos ofrecen conocimientos para ahorrar e invertir. Es un error ahorrar sin previamente tener definidas nuestras metas y en estos sitios virtuales tendremos la posibilidad de lograrlo sin experiencia previa, sólo adquiriendo las herramientas básicas.

En nuestra web Ahorradoras.com hemos compartido gratuitamente nuestros conocimientos y recursos que nosotras mismas recomendamos. Empápate de educación financiera de andar por casa, explicada de manera sencilla para que puedas llevarla a la práctica desde hoy mismo.

Nuestra comunidad busca ahorrar, por necesidad o porque desea alcanzar unos objetivos de ahorro. Contágiate de su energía a través de nuestras redes sociales, comparte tus logros también y juntos seguiremos creando la mayor comunidad de ahorro en español.

No tener presente el paso del tiempo

Si postergamos a través del tiempo el momento justo para ahorrar no tendremos la posibilidad de ahorrar ni en el presente ni en el futuro. Por lo tanto, lo más importante es sacudir los pretextos y abrirle paso al ahorro como alternativa viable de nuestro progreso material ( y más, diría yo).

Espero que hayas tomado en consideración estas sugerencias para evitar cometer errores a la hora de ahorrar. ¡Suerte! Abre tus posibilidades que en el futuro cosecharás sus frutos para tu bienestar y el de los tuyos.

Publicidad
Comparte el ahorro: