Cómo ahorrar espacio en el cuarto de baño

Publicidad

Después del éxito que tuvo el post que publicamos hace unos días de cómo sacarle el máximo partido a cocinas pequeñas vamos a intentar daros unas ideas para conseguir optimizar al máximo el espacio de los baños o aseos.

Puede que si habéis montado vosotros mismos el baño ya habéis pensado en poner muebles de almacenaje, estanterías y colgadores para que os quepa todo lo que se suele guardar en el cuarto de baño pero si vuestra casa es alquilada o aun no habéis tenido tiempo o dinero de arreglar el baño os voy a dejar unos truquitos para aprovechar el espacio.

Si el baño es pequeño sacamos cosas

A veces nos empeñamos en que las cosas tienen que ser de una determinada manera y no vemos más allá, y esto pasa con el tema de la organización. Por ejemplo, en casa de mis padres las toallas siempre han ido en el baño y ni me planteaba guardarlas en otra zona de la casa, ¿por qué no?

Como el espacio de mis baños no es muy grande me senté a pensar qué cosas podemos sacar del baño, es más, hay cosas que por el tema de la humedad es mejor almacenar en otros espacios de la casa.

Toallas: las podemos guardar en otro armario de la casa, ya sea en una habitación o en el pasillo.

Repuestos: los frascos nuevos no hace falta guardarlos en el baño (champú, pasta de dientes, gel…) esas cosas las podemos guardar en la despensa o con los productos de limpieza, por ejemplo.

Maquillaje y cremas: si podemos es mejor no guardar estos productos en el baño porque los cambios bruscos de temperatura y la humedad afectan a sus propiedades.

Pequeños electrodomésticos que no usamos a diario: el rizador de pelo, el difusor del secador, la depiladora, las máquinas para cortar el pelo… todas estas cosas podemos guardarlas en otra estancia de la casa. Recordad que si estos aparatos no los usáis nunca podéis venderlos en plataformas de segunda mano.

Medicamentos. Lo mismo, intentad no guardarlos en el baño. 

Aprovechar el espacio detrás de la puerta

Se me ocurren dos opciones interesantes para aprovechar la parte de atrás de la puerta del baño. Con un colgador para poner el albornoz o para colgar una cesta. Yo intentaría poner un solo colgador, para que la puerta no se convierta en un cumulo de toallas, albornoces, esponjas…

Publicidad

Organizador de geles y champús para dentro de la ducha

Si no tenéis ninguna balda en la zona de la bañera o ducha podéis tirar de estanterías especiales para jabones y productos del cabello. Mi consejo es que os fijéis en dos cosas: que no se oxiden, ya que están expuestas a humedad a diario y que si son de plástico, no se le note mucho la acumulación de restos de jabones y cal. Si no ponemos este tipo de organizadores terminamos con el suelo de la ducha lleno de botes y esponjas.

Muebles para debajo del lavamanos o auxiliares

Si el almacenaje se queda corto podéis recurrir a muebles para debajo del lavamanos o para poner en una esquina del baño, del tipo de los que hay en las peluquerías. Con la ayuda de unas cestas estará perfectamente ordenado y podréis guardar cepillos, bastoncillos, cortauñas, lacas, etc.

Sé que a muchas os puede faltar que nombre la zona de alrededor del wáter pero creo que cuantas menos cosas haya a la vista y cuanto menos acumulemos mucho mejor para nosotros y para nuestro bolsillo. Si estáis pensando en comprar estanterías para poner en el baño pensad antes si es necesario. Mi consejo es que vayáis terminando productos antes de comprar otros y que penséis si realmente necesitáis todo lo que tenéis. 

¿Añadiríais algo más? Nos encantará oír todos vuestros truquitos.

Por último, os recomiendo que os deis una vuelta por la web de GHD ya que podéis encontrar ofertas muy interesantes y, sobre todo, en productos de calidad.

VER OFERTA PRODUCTOS GHD

¡Feliz ahorro 🙂 !

Publicidad
Comparte el ahorro: